Jueves 23 de agosto del 2018

Minedu y lineamientos contra el hostigamiento sexual en universidades

Breve reflexión crítica, puntos débiles y posibles mejoras a incluir.

El pasado mes de Julio, el Ministerio de Educación aprobó por Resolución Ministerial N° 380-2018-MINEDU una serie de lineamientos de prevención e intervención contra el hostigamiento sexual en las universidades, debido al aumento constante de denuncias, y la mayor cobertura mediática de algunas en específico (recuérdese el siguiente caso). Dicho documento, tiene como base la Ley Universitaria; la Política General del Gobierno, Decreto Supremo N° 056-2018-PCM; el Plan Nacional Contra la Violencia de Género, Decreto Supremo N° 008-2016-MIMP; y la Ley de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual N° 27942, modificada por la Ley N° 29430. Conjunto a esto, la Sunedu solicitó a las universidades, en un plazo de 15 días después de publicada la norma, informes sobre hostigamiento, acoso o violencia sexual, los cuales debían contener información sobre los protocolos o normativas internas para la atención de estos casos. En sí, el objetivo de estos lineamientos y de los informes ante la Sunedu es poder capacitar a las universidades en materia legal, normativa y preventiva para así lidiar con la violencia de género en la comunidad universitaria. Analicemos el caso a continuación.

 

Lineamientos contra el hostigamiento sexual

El documento tiene como finalidad, como se recalcó líneas arriba, “establecer disposiciones que promuevan un ambiente libre de hostigamiento sexual entre los miembros de la comunidad universitaria”; además, para cumplir dicha meta, se plantean los siguientes tres objetivos: el primero, “propiciar que las universidades a nivel nacional aborden el hostigamiento sexual como una manifestación de la violencia de género”; el segundo, “promover la elaboración e implementación de normas que regulen procedimientos internos en las universidades para prevenir e intervenir casos de hostigamiento sexual”; y, el tercero, “contar con procedimientos a nivel institucional ante la presencia de casos de hostigamiento sexual en las universidades públicas”. Dicho documento también atañe a las universidades privadas, con el agregado de que estas, en el marco de su naturaleza privada, pueden adoptar, basarse y/o proponer sus propios lineamientos. Por otro lado, el alcance de este Documento Normativo es de “aplicación a los docentes, estudiantes, autoridades, funcionarios, personal no docente y demás servidores de las universidades”, por lo que, en principio, norma a la comunidad universitaria in extenso. Por motivos de espacio de esta breve nota, se invita a leer el tipo de medidas que las universidades, en principio, se comprometen a ejecutar (sección VI, 6.1).

Fuera de estas disposiciones generales, lo primero que se cuestiona es la tipificación del problema: hostigamiento sexual en vez de acoso; término cuya base legal responde a la Ley N° 27942, la cual define en el art. 4 hostigamiento sexual de la siguiente manera:

“El hostigamiento sexual Típico o Chantaje sexual consiste en la conducta física o verbal reiterada de naturaleza sexual no deseada y/o rechazada, realizada por una o más personas que se aprovechan de una posición de autoridad o jerarquía o cualquier otra situación ventajosa, en contra de otra u otras, quienes rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, así como sus derechos fundamentales.”

En principio, dicha tipificación responde a una tendencia regional, otros países de América Latina y El Caribe han optado por hostigamiento; sin embargo, la crítica se suscita en el carácter reiterativo de la agresión. Parafraseando al DRAE, debe de volver a decir o hacerse algo; en este caso, este algo es una agresión física y/o verbal de naturaleza sexual. ¿Estamos en contra de todas las formas de violencia o solo si es que se repiten? ¿Que la acción no haya sido reiterada, es suficiente argumento legal para no sancionar a un agresor? Al respecto, léase este documento.

 

Procedimientos para la atención de quejas

Cambiando de tema, los lineamientos regulan los procedimientos para la atención de quejas por hostigamiento sexual; se tipifican dos instancias competentes y seis etapas y/o procesos. Las instancias competentes son la Defensoría Universitaria y/o el Tribunal de Honor, los cuales, en última instancia, deben de presentar y proponer informes, sanciones, y otros documentos relacionados al Consejo Universitario y/o órgano designado por la universidad, quienes se encargan de imponer las sanciones correspondientes. Los seis procesos son los siguientes:

1. Presentación de la queja
2. Instancia competente y descargos de la queja
3. Evaluación preliminar
4. Confidencialidad en el tratamiento de la queja
5. Separación preventiva y medidas cautelares
6. Del Procedimiento Administrativo Disciplinario

En suma, se contempla que las quejas o denuncias deben procesarse en un plazo de 24 horas y en su desarrollo pueden tomarse medidas cautelares, y al culminar la parte indagatoria debe decidirse si se desestima abrir un proceso disciplinario o no. En este último escenario, se guardarán los archivos del caso, según la novena disposición de la Ley N°27942, y se harán los seguimientos posteriores; de abrirse un proceso, las sanciones dependen “del régimen laboral al cual se encuentre sujeto el presunto hostigador y se realiza de conformidad con el Estatuto y normativa interna de la universidad. En caso que el presunto hostigador sea un estudiante, la universidad determina el procedimiento disciplinario aplicable”. Adicionalmente, Sunedu ha puesto a disposición un enlace para recibir las denuncias por hostigamiento, acoso y violencia sexual (https://enlinea.sunedu.gob.pe/denuncia); además, la Ley Universitaria contempla una serie de sanciones para profesores y alumnos.

 

Fuentes:

 

Documentos:

 

Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.

 

Deja un comentario

1 comentarios

Jorge Rodríguez| 14 noviembre, 2018,a las 2:30 am

Excellente, muy buena síntesis informativa. tomen la delantera como convoy