Lunes 25 de noviembre del 2019

"Los estudiantes, su formación y bienestar son el centro de este Vicerrectorado"

Entrevista a la nueva Vicerrectora Académica de la PUCP, Cristina Del Mastro Vecchione. Comenta los primeros días de gestión y la definición de algunas prioridades. Tomado de PuntoEdu.

Autor: Gabriel Aller, Rosario Yori | Fotos: Tatiana Gamarra

 

En su plan de trabajo, se comprometieron a trabajar de modo participativo con los distintos actores de la Universidad. En estos primeros 120 días de gestión, ¿qué acercamiento han tenido con ellos?

Hemos propiciado reuniones periódicas con los decanos para impulsar mejoras en la formación académica, como las modalidades de titulación, los requisitos para obtener el grado de bachiller y los tiempos de egreso, entre otros temas. Otra de las actividades que desarrollamos fue un taller con nuestros estudiantes de la REA para identificar sus necesidades y trabajar junto con ellos a lo largo de nuestra gestión. Por otro lado, estamos rediseñando la Dirección de Asuntos Estudiantiles; así, hemos reforzado la Oficina de Iniciativas Estudiantiles para establecer un contacto más cercano con nuestros estudiantes. Personalmente, he visitado todas las facultades para dialogar, conocer sus procesos y prioridades.

 

Se ha referido al bienestar de los estudiantes como objetivo fundamental. ¿Qué acciones ha tomado para mejorar los acompañamientos, tutorías y apoyo psicopedagógico?

Los estudiantes, su formación y bienestar son el centro de este Vicerrectorado. Hemos conformado una comisión para elaborar lineamientos generales para desarrollar la tutoría con la intención de que en todas las facultades se pueda brindar este servicio, respetando siempre las particularidades de cada una de ellas. El acompañamiento a los alumnos en su adaptación a la vida académica es fundamental, y también es prioritaria la promoción de la salud mental y el bienestar de los estudiantes. Por eso, como parte del rediseño de la DAES, estamos buscando atender los tres niveles de salud mental: promoción, prevención y atención. Confío en que estas acciones van a mejorar tanto la formación académica como el bienestar y el desarrollo integral de los estudiantes. Por otro lado, además del bienestar, hay que poner en valor la formación académica de excelencia, que considera y responda a los cambios y transformaciones sociales, culturales, científicos y tecnológicos, que demandan nuevas maneras de aprender y de enseñar. Es necesario que nuestros docentes atiendan la formación integral y el desarrollo de competencias que permitan a los estudiantes desarrollar su pensamiento crítico, su dimensión ética, y su capacidad de aprender y solucionar problemas desde una perspectiva multi e interdisciplinar. Para lograrlo, estamos trabajando de modo cercano con las facultades.

 

En líneas generales, ¿qué se ha priorizado en la formación en el pregrado?

Estamos haciendo un diagnóstico de las carreras que han desarrollado planes de estudio por competencias. Queremos definir indicadores de logro, dificultades presentadas y requerimientos para una adecuada implementación y evaluación de los resultados de aprendizaje. Es importante recoger buenas prácticas y extenderlas. También estamos proponiendo mayor flexibilidad en los planes de estudio para hacerlos cada vez más interdisciplinarios. Queremos darle ese sello a nuestra Universidad, ya que es muy potente en diversidad de ámbitos disciplinares.

 

En cuanto a los profesores, ¿hay acciones para mejorar la carrera docente?

Se ha trabajado con los jefes de departamento principalmente a través de las acciones de la Dirección Académica del Profesorado (DAP), que cuenta hoy con una nueva directora. Hay dos acciones principales. Primero, la propuesta para la captación, atracción y retención de nuevos profesores con altos estándares académicos. Se ha elaborado una propuesta de profesor tenure track, que está próxima a recibir la conformidad de los jefes de departamento para ser presentada al Consejo Universitario. Este es un momento crucial para la Universidad porque, en el año 2020, vamos a tener una baja significativa, pues muchos docentes se van a jubilar. Los años 2020 y 2021 son claves para captar e incorporar a nuestra planta docente a los mejores profesores. Adicionalmente, hemos retomado el acuerdo de CU, donde se aprobó una política de atracción y de reconocimiento, así como de asignación por desempeño, y estamos trabajando con los jefes de departamento en reglamentarla para mejorarla y hacerla accesible, de manera transparente, a toda la comunidad de profesores y profesoras.

 

¿El VRAC está involucrándose más activamente en definir el presupuesto anual de la Universidad?

El Vicerrectorado Administrativo y el Académico están dialogando y articulando mucho. El objetivo de tener una mayor participación en este proceso es colocar, en el centro de las prioridades de la Universidad, el desarrollo de las facultades y mejorar las condiciones de los profesores.

Deja un comentario