Jueves 18 de mayo del 2017

La caída del medio tiempo

Datos de HESA muestran caída en la matrícula a tiempo parcial, ante el anuncio de la introducción de los fast-track degrees.

En febrero de este año, el ministro de Universidades y Ciencia del Reino Unido, Jo Johnson, anunció que se introducirían programas de estudios acelerados de dos años, conocidos como fast-track degrees, debido a la demanda de estudiantes mayores, es decir, que no se encuentran dentro del rango de edad estándar, que trabajan y que, en alguno casos, retoman los estudios luego de varios años. Ellos pedían flexibilidad y un modo de estudio que encaje con su vida laboral y familiar.

Sin embargo, esta iniciativa del Gobierno tiene dos inconvenientes. El primero es que el costo de estos estudios sería el mismo que el de tres años, lo cual aumentaría las tarifas que las universidades cobran por estos estudios de tres años. El segundo inconveniente se evidencia en la caída de estudiantes a medio tiempo, de acuerdo con las cifras que se encuentran en el primer reporte estadístico de este año de HESA (Higher Education Statistics Agency), que proporciona datos sobre matrículas y calificaciones obtenidas por estudiantes de nivel terciario en el periodo 2015-2016.

Entre otros datos, el estudio muestra que el número de estudiantes a medio tiempo (a quienes este programa de estudios acelerados estaría dirigido) ha caído considerablemente y el motivo sería la falta de apoyo por parte del Gobierno. Desde el 2010 hasta el periodo 2015-2016, la caída ha sido de 56 %: de 243 355 a 107 325 estudiantes en esta modalidad. Por el contrario, la cantidad de estudiantes a tiempo completo creció 3 %; ellos representan el 80 % de todas las modalidades de matrícula en el sistema.

En este contexto, ha llegado al Gobierno la advertencia de que estas medidas podrían afectar significativamente la calidad de la educación. Las preocupaciones giran en torno a cómo es que se mantendrán los estándares de calidad en estos programas, ya que habría que pensar en la carga laboral que esta modalidad de estudio supondría para el personal docente.

Y aquí surge una pregunta: ¿realmente estos programas se dirigen a personas que dividen su tiempo entre el trabajo, la familia y el estudio? Parecería, más bien, que por su modalidad acelerada es necesario contar con tiempo completo para cursar los estudios todo el año, así declaró Sally Hunt, secretaria general de University and College Union. Asimismo, agregó que las “universidades deben ser lugares de aprendizaje, no fábricas académicas”.

Un estudio del 2015, titulado –sugerentemente– “It’s finance, stupid! The decline of part-time higher education and what to do about it”, analiza, en diversos ensayos, el declive en las matrículas de medio tiempo en el sistema universitario británico, las causas, algunas soluciones para enfrentar el problema y presenta estudios de algunos casos. Entre causas del descenso de la matrícula a medio tiempo se encuentran el aumento de los costos de matrícula desde el 2012, la inflexibilidad en el diseño de cursos y la falta de información, asesoría y orientación para los estudiantes. Asimismo, en el estudio se señala que el descenso de la matrícula ha sido más significativo en Inglaterra que en otras partes del Reino Unido.

Fuentes:

Deja un comentario