Jueves 15 de marzo del 2018

Inteligencia humana e Inteligencia Artificial

Una oportunidad y un desafío cada vez más apremiante para las instituciones de educación superior.

Entre las tendencias tecnológicas que se perfilan con parámetros y límites más difusos y con mayores riesgos, los avances en inteligencia artificial (IA) sin duda son una de las destacadas, aun cuando en el ámbito público -no especialista- todavía resulta complicado hablar del impacto que pueden alcanzar sus ramificaciones como el aprendizaje profundo o el aprendizaje automático.

Sin embargo, para algunos especialistas la educación superior debería estar en una carrera contra el tiempo en la implementación de programas que preparen a los estudiantes a interactuar con la IA.

En ediciones anteriores, hemos mencionado las tendencias, la emergencia de nuevas carreras vinculadas al tema, así como su influencia en la empleabilidad, o el uso que se le está dando en la revisión por pares de textos académicos. Sin embargo, durante los meses de verano se publicó un reciente estudio “Optimism and Anxiety: Views on the Impact of Artificial Intelligence and Higher Education’s Response” que revisa las expectativas en EE.UU. respecto al impacto de la IA y la respuesta de la educación superior a partir de una encuesta hecha por la Northeastern University y Gallup.

Los resultados marcan diversas tendencias. Si bien hay un importante optimismo sobre mejoras para la vida cotidiana, también hay miedo latente con respecto al impacto negativo que tendría la IA en el mercado laboral y la economía: 79% de los encuestados afirmó que la IA ya afecta de manera positiva su vida, y 77% cree que será así también en los próximos 10 años. Sin embargo, menos del 10% cree que servirá para disminuir las desigualdades y 73% piensa que se van a perder muchos más puestos de trabajo de los que se van a generar; aun cuando solo un 23% afirma sentir alguna preocupación por perder su empleo.

Ante la posible pérdida de trabajo, los encuestados están divididos 50/50 entre priorizar el desarrollo de habilidades blandas o duras para proteger su puesto laboral; por otro lado, 51% cree que necesitará capacitación adicional para obtener un nuevo empleo, y aunque solo un 23% de los graduados siente que su formación servirá para poder trabajar bien con IA, un 43% se siente confiado o muy confiado en que accederán a la educación necesaria para conseguir un empleo en caso lo pierdan. Finalmente, la mitad de los encuestados piensa que esa formación debe ofrecerse en el trabajo, en el mismo centro laboral y a cuenta del empleador.

El estudio concluye con un análisis que suena como un llamado a que la educación superior, asociada al ámbito empresarial / industrial, juegue un rol esencial en proveer las herramientas necesarias para funcionar en una economía global influenciada por el desarrollo de la IA, tanto para trabajar mano a mano con esta, como para buscar nuevos empleos.

El comentario sugiere además que la población podría estar subestimando el impacto de esta tecnología, aunque una gran mayoría espera una regulación importante desde el gobierno federal. “La revolución que viene con la IA es una oportunidad que se nos ofrece para reimaginar la educación superior, para transformar el qué y el cómo enseñamos”, escribe en la presentación del informe Joseph Aoun, rector de la Northeastern University.

Entre las iniciativas encaminadas para enfrentar el reto, podemos mencionar las del MIT y la Universidad de Harvard que desde el ciclo pasado ofrecen un curso en ética y regulación de la IA; la Universidad de Texas con el nuevo curso “Fundamentos Éticos de las Ciencias de la Computación”; la Universidad de Stanford, que tiene en etapa de preparación una asignatura similar a la de la U. de Texas; y la Universidad de Cornell que el año pasado presentó un curso de ciencia de datos, en la que los estudiantes deben encarar desafíos éticos. La idea principal según destacan los investigadores de estas universidades es concientizar al estudiante sobre el fuerte impacto social que tendrá esta tecnología; el efecto en la realidad y particular en las personas.

Por último, ver la reciente iniciativa de Google, un curso sobre IA y aprendizaje automático, con recursos para todos los públicos y niveles; no importa si eres un investigador o un simple curioso sobre estos temas. Se ofrece también un par de enlaces que son un refuerzo para comprender mejor el funcionamiento de la AI, con detalles no solo de su fundamento, sino con ejemplos de su aplicación a la vida cotidiana, y explicación de algunos términos que van ganando fuerza, derivados de la AI, como el aprendizaje automático y la versión versátil de la AI que conocemos, la Inteligencia Artificial Fuerte, que se diferencia por ser capaz de realizar cualquier tarea que se le ponga enfrente, aunque aún en etapas incipientes.

 

Fuentes:

 

Documento:

 

Enlaces:

 

Antecedentes:

 

Deja un comentario

1 comentarios

david salinas flores| 18 mayo, 2018,a las 3:58 pm

Sugerencia revisar para conocer como se esta desarrollando realmente la IA en Latinoamerica

-Salinas D Alerta Puno. Experimentos humanos ilícitos alto riesgo con empleo de chips y nanobots cerebrales en becarios del PRONABEC. Puno Cultura y Desarrollo. 26 de setiembre de 2016 Disponible en : http://punoculturaydesarrollo.blogspot.pe/
-Salinas D El secreto de Hollywood: Zombis creados por nanobots cerebrales. Medicina y Cine 2018: Disponible en : http://revistas.usal.es/index.php/medicina_y_cine/issue/view/938/showToc
-Salinas D The secret program of US. mind control weapons: is it developing in latin America? Int Phys Med Rehab J. 2018; 3(2):145–146.
-Salinas D The “human GPS” – the 2014 Nobel prize in medicine: great scientific fraud? Int Phys Med Rehab J. 2018; 3(3):193–146.
-Salinas D. Inteligencia artificial híbrida. Una amenaza a Latinoamérica. Rev Arg Med 2018;6(1):3-5