Lunes 16 de diciembre del 2019

¿Por qué es importante compartir experiencias sobre evaluación de competencias entre las carreras?

Cuando pensamos en evaluación, es inevitable no sentir algún tipo suspicacia debido a lo que implica: exponer evidencias de algún tema que debería haber sido logrado, para poder emitir un juicio de valor y tomar decisiones al respecto.

Fuente: Columna de Gimena Burga, tomada de PuntoEdu

 

Es común que los esfuerzos se terminen enfocando más en la recolección de información, y que no se invierta el mismo tiempo en la posterior discusión y reflexión de los resultados obtenidos. En ese sentido, el análisis de los resultados y la toma de decisiones en base a los hallazgos de la evaluación son momentos cruciales que varias carreras de la universidad han logrado, en los últimos años, en sus respectivos procesos de evaluación de las competencias que conforman sus perfiles de egreso.

Esto ha significado un hito importante en la evaluación como proceso autorregulado orientado a la mejora continua. Es por ello que este año, la Dirección de Asuntos Académicos, mediante la Oficina de Evaluación Académica, consideró necesario crear espacios de intercambio entre las carreras que cuentan con procesos de evaluación de competencias, con el fin de intercambiar lecciones aprendidas.

En el 2019-1, se organizó la primera reunión de intercambio en la cual compartieron experiencias relacionadas a la planificación e implementación de la evaluación de competencias; y el pasado jueves 28 de noviembre, se llevó a cabo el segundo intercambio, cuyo tema de discusión fue el análisis de resultados y las acciones de mejora como parte de la toma de decisiones. Las presentaciones estuvieron a las carreras de Psicología, Ingeniería Mecánica y Educación.

En el caso de Ingeniería Mecánica fue interesante destacar la planificación previa al análisis y la utilización de distintos espacios para discutir los resultados a nivel de coordinadores, de profesores y un espacio especial para los alumnos. Dicha especialidad compartió estrategias para capturar el interés de los profesores y recalcó que las decisiones siempre son discutidas y consensuadas para mantener el compromiso por la mejora. En el caso de los alumnos, se convierte en un espacio de acercamiento, en el que la horizontalidad y confianza les permite expresar sus puntos de vista sobre los resultados de la evaluación.

Psicología señaló que es una carrera que cambió su plan de estudios a partir de la acreditación internacional. Se puede destacar que, aunque ha sido un proceso complejo y ha tomado tiempo, se continúa trabajando las dificultades propias del cambio, mediante el involucramiento de los distintos actores de la carrera en la recopilación y el análisis de la información.

Finalmente, Educación señaló que la evaluación de competencias se realiza en el curso de Tesis y Desempeño profesional II, en el que los estudiantes llevan la práctica pre profesional. Mencionaron que los análisis de los resultados obtenidos han permitido a identificar la necesidad de hacer cambios de diversa índole para ofrecer mejores oportunidades de formación, así como realizar ajustes al instrumento de evaluación que se empleó.

De las tres experiencias compartidas, se recoge que es importante: planificar las actividades de evaluación, lograr que todos los actores educativos participen en sus distintas etapas y, comunicar y compartir información relevante de manera oportuna. También en estas experiencias ha sido importante el apoyo de las autoridades de cada carrera a sus equipos, comités y profesores. Finalmente, se resaltó que la mejora en los distintos procesos de formación de los estudiantes es el propósito principal de estas evaluaciones. Por ello, la evaluación de competencias no debe ser una experiencia aislada. Debe ser integrada al quehacer de cada una de las carreras y así cobrar sentido como estrategia para retroalimentar la implementación y modificación de los planes de estudio.

Imagen: Associations Now

 

Deja un comentario