Jueves 18 de octubre del 2018

Educación superior y latinos en EE.UU.

“A tu escuela llegué sin entender porque llegaba / en tus salones encuentro mil caminos y encrucijadas / y aprendo mucho y no aprendo nada”. Maestra Vida – Rubén Blades.

En términos de acceso, desempeño y empleabilidad, diversos sistemas universitarios no han podido resolver los problemas que la masificación acarrea. ¿Por qué desertan más universitarios de un grupo étnico que otro? ¿Cómo acompañar e incrementar el desempeño de alumnos de primera generación universitaria? ¿Qué medidas tomar frente a la desigualdad social en las universidades? Tomando como caso concreto EE.UU., y en específico a los estudiantes latinos (en contraposición de whites, blacks y asians – el reporte a tratar emplea estas categorías étnicas), las desigualdades, si bien aún están lejos de resolverse, empiezan a tener mayor apoyo institucional según el siguiente reporte Examining Life Outcomes Among Graduates of Hispanic-Serving Institutions del grupo “Excelencia in Education” y Gallup con apoyo de Strada Education Network. El grupo “Excelencia in Education” promueve el desempeño universitario de los estudiantes latinos a través del trabajo conjunto de líderes, instituciones universitarias y académicos. El estudio parte de 14,320 entrevistas a estudiantes graduados que recibieron su bachelor’s degree entre 2000 y 2017 en alguna de las 20 hispanic-serving institutions (HSIs) contempladas, se define HSIs como centros de educación superior con un 25% o más de estudiantes latinos de pregrado a tiempo completo (ver enlace). Se pudo analizar las experiencias de los estudiantes no graduados pertenecientes a la red Excelencia y su desempeño laboral o de vida postestudios y comparar estos resultados nacionalmente o con otros grupos.

Según el comentado escrito, los estudiantes latinos son uno de los grupos étnicos con mayor crecimiento demográfico en EE.UU., hoy representan el 18% de la población estadounidense, mientras que para el 2060, se estima un 28%. Así, la tasa de acceso ha aumentado de un 22% a 37% entre los años 2000 y 2015, lo que supera a otros grupos étnicos –datos que resultan interesantes considerando la tasa de deserción entre latinos. Sin embargo, considerando el porcentaje de latinos con título bachelor’s degree o estudios de posgrado, solo el 16% de adultos latinos ostenta dichos grados académicos nacionalmente; whites (36%), blacks (23%) y asians (54%). De esta manera, como sostiene el reporte, las HSIs tienen un rol fundamental en su educación, considerando, además, que un 65% de latinos estudia en este tipo de universidades. Cabe agregar que las HSIs representan el 14% de todas las instituciones de educación superior en EE.UU.; entre estas, están las siguientes universidades y colleges: California State University, Dominican University, Felician University, Northeastern Illinois University, Lehman College, CUNY, University of La Verne, entre otras. Por otro lado, en cuanto a género, los estudiantes latinos se componen de 35% hombres y 65% mujeres; además, el 57% pertenece al grupo First-generation college student (FGCS), el 66% cuenta con bachelor’s degree y el 34% con un posgrado.

Los resultados del reporte apuntan a que los estudiantes latinos asociados a la red Excelencia tienen una serie de beneficios respecto a otros estudiantes. Por ejemplo, un 91% de los estudiantes latinos de la red excelencia considera que su alma mater tiene un ambiente inclusivo que asegura el éxito de todos los estudiantes y minorías; asimismo, el 27% de los estudiantes de la red consideran que sí se les preparó eficientemente para su desempeño laboral una vez concluida la carrera. También, un 36% de estudiantes sostuvo que sus profesores cuidaron de ellos como personas, este porcentaje siendo más alto que el nacional (32%) y de los HSIs (28%). Ante todo, al parecer, pertenecer una red de educación superior, en este caso, la red Excelencia in Education, la cual vela por el desempeño de la comunidad latina en materia de educación superior, supondría una clara ventaja frente a quienes no pertenecen. Considerando esta experiencia, ¿pueden ser las redes de base étnica una alternativa a la desigualdad en el Perú?

 

Fuentes:

 

Documentos:

 

Antecedentes:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


 

Deja un comentario