Miércoles 03 de junio del 2015

Boloña avanza pero falta mucho

El proceso de Boloña es el esfuerzo más importante para crear un sistema internacional de educación superior que permita la libre circulación de estudiantes, profesores y graduados: el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Participan en el proyecto 47 países y más de 4 mil instituciones, y todavía sigue convocando nuevos participantes, como Bielorrusia, incluso si se plantean exigencias de democratización y respeto de los DDHH (ver noticia). Pero los avances son desiguales. Algunos de los mecanismos comunes se están generalizando, como la implementación del sistema de créditos (ECT por las siglas en inglés) o de los modelos de acreditación (ver noticia sobre Rusia en este boletín). Sin embargo, el nuevo informe de avances del EEES (ver documento) indica que otros instrumentos y políticas como la estructura común de tres ciclos (3 años de pregrado, 2 de maestría y 3 de doctorado), los marcos de cualificación, la enseñanza centrada en el estudiante, la evaluación basada en logros de aprendizaje, la transparencia en la información, o la inclusión de poblaciones excluidas están muy por detrás de lo requerido. Como resultado, “En muchos países, los estudiantes y los graduados todavía se enfrentan a obstáculos para que sus estudios en el extranjero sean reconocidos para el trabajo o estudios adicionales. Los graduados a menudo descubren que no tienen las habilidades y competencias que necesitan para sus futuras carreras”.

Fuentes:

Documentos: