Jueves 22 de marzo del 2018

¿Una nueva oportunidad y aire para la reforma?

Al cierre de esta nota, en el contexto de un envilecimiento insólito de las relaciones políticas que, entre otras cosas, ha subordinado la exigencia de mayor calidad de la educación superior universitaria a los pequeños intereses particulares de actores de universidades públicas y privadas que se resisten a la reforma, el Presidente de la República ha renunciado y se abre un nuevo periodo de gobierno marcado por la incertidumbre. Cooperemos para que este cambio en la conducción del país permita retomar con seriedad las reformas educativas que se requieren en beneficio de los ciudadanos y de la sociedad en su conjunto.

 

Los títulos suben y bajan como acciones en la bolsa. Malas prácticas y cuestionamientos deprecian el valor de los títulos

En los últimos tiempos, diversas noticias -unas más graves que otras- han mostrado cómo funcionarios públicos, magistrados y empresarios dueños de universidades tienen malas prácticas respecto a la declaración, obtención y registro de certificaciones académicas, lo que genera malestar y sorpresa en la opinión pública. Uno de los casos más sonados, difundido el año pasado, fue el de la congresista Yesenia Ponce cuya investigación aún está en curso por presunta falsificación de certificados de secundaria. Una acusación muy grave, ya que se trata de un delito que implica a varias personas e instituciones con la finalidad de torcer la realidad; incluyendo el registro en las actas de personas inexistentes en Reniec.

Asimismo, hace unas semanas, César Acuña (UCV) publicó a toda página en los diarios de circulación que su título de doctor en la Complutense de Madrid ha sido convalidado en las cortes de España levantando así la acusación de plagio en su contra. Esta resolución, así como la que lo exonera del cargo por haber publicado con su nombre el libro “Política educativa: conceptos, reflexiones y propuestas”, de Otoniel Alvarado, resultan incomprensibles, ya que no se ha compartido el sustento y dejan una incómoda sensación de impunidad (ver nota previa).

De otro lado, el magistrado Eloy Espinosa-Saldaña, del Tribunal Constitucional (TC), estuvo a punto ser retirado de dicha institución porque en su hoja de vida registró, por error, un grado de doctor que en realidad no tenía. Quienes estaban a favor de destituirlo consideraban que esa mentira lo descalificaba para el cargo, mientras los que argumentaron en contra señalaron que el error había sido subsanado, y que se estaba usando como una “presión” política debido a que esta institución debe pronunciarse próximamente sobre temas de mucha importancia y querían copar esta institución. El magistrado no fue destituido, pero si fue retirado de la vicepresidencia del TC.

Finalmente, se llamó la atención al superintendente de la Sunedu por la pronta inscripción en el registro Sunedu de su título de doctor convalidado hace casi 10 años por la PUCP, criticando en este caso no a la persona o a la forma en la que el grado se obtuvo, sino a la demora en la inscripción y la inusual celeridad del procedimiento administrativo.

 

Dueños de universidades no licenciadas quieren pescar en río revuelto 

En medio de la crisis política que atraviesa nuestro país, el semanario, Hildebrandt en sus Trece, ha dado a conocer que entre los temas que se habrían barajado para convencer a algunos congresistas de tener un voto en uno u otro sentido sobre la vacancia presidencial estuvo la política universitaria. En todas las bancadas hay quienes defienden los intereses de pequeñas, medianas o grandes universidades que aún no han obtenido su licenciamiento y verían con muy buenos ojos un relajamiento de las condiciones básicas de calidad que supervisa la Sunedu.

Según trascendió, se habría estado ofreciendo a los fujimoristas que a cambio de su voto a favor de la vacancia se incluya en la Ley de Moratoria dos disposiciones complementarias: i) que se  autorice el licenciamiento de programas creados por las universidades hasta agosto de 2017, por lo que podrían seguir brindando el servicio educativo conducente al grado y podrían ser registrados en Sunedu, y  ii) que se autorice el licenciamiento de filiales o establecimientos creados por las universidades hasta agosto de 2017, en los que se puedan continuar brindando el servicio educativo conducente al grado.

Este mismo semanario consultó a un especialista de Sunedu sobre las consecuencias de estas disposiciones y este señaló que, si se aprueban, crearían una especie de amnistía general que beneficiaría 125 programas de estudios no autorizados y 75 filiales sin autorización.

Por otro lado, también habrían propuesto al oficialismo, en este caso para votar en contra de la vacancia, dos Ministerios y facilidades en la Sunedu para el licenciamiento de ciertas universidades; es decir, nombrar un superintendente más flexible.

 

Las universidades e impuestos

Otro de los temas que ha salido a discusión es el referido a la exoneración de impuestos a las universidades con fines de lucro. Al respecto, la bancada de Nuevo Perú ha presentado un Proyecto de Ley que solicita modificar el Artículo N° 19 de la Constitución para eliminar la inafectación tributaria a favor de las entidades educativas privadas.

Una columna hace referencia (ver investigación) a lo que el Estado deja de recaudar de las universidades con fines de lucro, y puede convertirse en utilidades distribuibles entre sus propietarios, y señala que más que una modificación constitucional se podría implementar una reforma para modificar los beneficios tributarios.

 

Contralor citado por la Comisión de Educación

La Comisión de Educación del Congreso no se convenció con las respuestas de la semana pasada del Órgano de Control Interno respecto sobre la ausencia de irregularidades en la Sunedu y anunció que citará al contralor Nelson Shack para insistir acerca de las acciones de control que deben realizarse sobre presuntas irregularidades.

Sobre el mismo asunto, Paloma Noceda, presidenta de la Comisión, señaló que citará a las ex titulares de la Sunedu, Lorena Masías y Flor Luna Victoria, para que informen acerca de estas presuntas irregularidades, y reiteró que han solicitado facultades de Comisión Investigadora al Pleno del Congreso para indagar sobre Sunedu; sin embargo, este requerimiento aún no ha sido procesado.

Es preciso señalar que algunos de los congresistas que alientan la necesidad de investigar a la Sunedu están hoy entre los que podrían ser desaforados por participar en los “kenjivideos”.

 

San Marcos y la UNSCH en la última etapa del proceso de licenciamiento

Sunedu anunció que la Universidad de San Marcos estaría entrando a la última etapa para la obtención de su licenciamiento, la cual corresponde a la verificación presencial de sus diversas sedes. Tras la culminación de esta etapa, la Sunedu elaborará el informe técnico para que sea evaluado por el Consejo Directivo y luego de este paso se estaría procediendo a otorgar el licenciamiento correspondiente; la Universidad San Cristóbal de Huamanga (UNSCH) estaría también pronta a culminar con esta etapa.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

Deja un comentario

1 comentarios

Silvia Roxana Sotomarino| 23 marzo, 2018,a las 1:17 am

Hoy más que nunca se necesita de la luz pues estamos en tinieblas.