Jueves 28 de setiembre del 2017

Tira y afloja

Nuevas presiones y tensiones en la educación superior.

La educación superior está entrando en un nuevo “tira y afloja”. Con el nuevo Ministro Idel Vexler, se ha reavivado el debate sobre cambios en la Ley Universitaria. A cuatro años de su implementación, todos los actores coinciden en la necesidad de cambiar, pero discrepan en el sentido de los cambios. El Ministro parece haberse alineado con dos grupos: la mayoría de la Comisión de Educación y, por otro lado, con las asociaciones de instituciones educación superior representadas por ASUP y FIPES; ambas partes buscan acomodar la reforma a intereses privados disminuyendo las atribuciones de Sunedu y las exigencias de calidad. De otro lado, están Sunedu y ANUPP que consideran que debe fortalecerse el esfuerzo de asegurar la calidad y el desarrollo de capacidades de investigación en la universidad peruana.

El Ministro Vexler, luego de reunirse con el presidente del Congreso Luis Galarreta, sostuvo que “Sunedu se ha convertido en un centro de control y fiscalización demasiado fuerte; sin embargo, en el caso del licenciamiento ha sido muy lento y el trámite ha sido demasiado burocrático”, y que se reunirá con la Superintendente de esta institución la semana que viene. El Congreso plantea cambios a la Ley Universitaria sobre todo en lo que corresponde a la Sunedu (ver nota previa). Iván Rodriguez de la ASUP, por su parte, ha pedido una reunión con el Ministro para expresarle los cuestionamientos a la Ley Universitaria, y sobre todo a Sunedu.

También, los rectores de la ANUPP piden cambiar la Ley Universitaria. El rector de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT), Orlando Gonzáles Nieves, sostuvo que la Sunedu tiene algunas intervenciones contra la autonomía universitaria, pero que ello no significa dejar de reconocer el rol rector del Estado ni confundir autonomía con autarquía.

Desde el otro lado, Lorena Masías ha declarado en una entrevista que “existe autonomía en las universidades y que la Sunedu la respeta” y que continúa la supervisión de universidades y están en el proceso de sincerar la oferta educativa. Respecto del licenciamiento, señaló que pueden hacerse mejoras en los procesos burocráticos, pero las universidades piden más tiempo para cumplir con las condiciones de calidad. Sunedu ha licenciado 15 universidades, pero hay 79 que ya han sido evaluadas y que están en proceso de implementar mejoras para licenciarse.

Sobre la Ley de Moratoria

Otro tema es que en tres meses vence el plazo de la Ley de Moratoria, la cual prohíbe la creación de universidades privadas y públicas en todo el país. Esta norma, del 2012, permitió desarrollar el proceso de licenciamiento sin la presión adicional de evaluar la creación de nuevas instituciones.

Al respecto, un artículo menciona la opinión convergente de la Sunedu y el Minedu sobre la conveniencia de extender el plazo para evitar una “avalancha” de nuevas universidades, pero la aprobación de la prórroga depende del Congreso y existen hasta diez proyectos de ley que buscan crear universidades públicas en regiones como Ayacucho, Arequipa, Lima, Cusco, Huánuco, Cajamarca y Puno; varios con declaración de ser de interés nacional aprobada por este mismo Congreso.

Según Daniel Mora, promotor de la Ley de Moratoria y de la nueva Ley Universitaria: “Cinco años es muy poco para componer el sistema universitario peruano […] antes de sacar esta ley, 44 proyectos para crear universidades estaban a la espera”; asimismo, señaló que la prohibición de creación de nuevas universidades debió durar 10 años.

Por otro lado, algunos analistas han comentado las primeras señales del Ministro Vexler. Mirko Lauer ha señalado que el Ministro estaría tratando de elaborar mensajes contemporizadores para todas las fuerzas políticas; a la derecha, a través de modificaciones en el currículo escolar y de la Ley Universitaria, y, a la izquierda, a través de la legalización de los sindicatos más radicales y la reducción de las exigencias de evaluación docente. Por otro lado, Alberto Vergara, ha señalado que, ante la inopia del gobierno, las universidades privadas luchan por no ser reglamentadas.

Otras noticias breves

La Sunedu ha iniciado el proceso de licenciamiento del penúltimo grupo de universidades que contempla a 17 universidades. De ellas, cuatro adelantaron sus expedientes, se han licenciado tres (Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza, y Universidad Antonio Ruiz de Montoya y Universidad Esan), y está en evaluación la Universidad Nacional de Barranca. Las 13 restantes presentarán su solicitud en los próximos días.

La Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno tiene un déficit de 180 docentes por contratar, pero no lo consigue -según indican sus autoridades- porque los profesionales con grado de magíster o doctor no están dispuestos a ganar entre mil quinientos y dos mil soles.

La Municipalidad de Lima lanzó la convocatoria de 2.500 becas para estudios preuniversitarios, de pregrado, posgrado, carreras técnicas y de idiomas en universidades e institutos nacionales y del extranjero. A diferencia de PRONABEC, solo hay exigencias académicas. Los interesados deberán presentar sus registros de notas y recibos en el portal Munibecas. Las inscripciones finalizan el 15 de noviembre.

Rai Víctor García Isuiza, un niño de 11 años que estudia en el colegio Juventud Científica de El Agustino, ha logrado ingresar a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a la Universidad Nacional Federico Villarreal y a la Universidad Nacional del Callao. Ahora tiene un objetivo más: la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Fuentes:

Antecedente:

Deja un comentario