Jueves 07 de junio del 2018

Sineace se prepara para nueva etapa de acreditaciones y Sunedu marca la cancha

Se aprueba Ley de reforma del Sineace en la Comisión de Educación.

En los últimos días, se han dado importantes avances en la educación superior, uno de ellos ha sido la aprobación en la Comisión de Educación del Proyecto de Ley para la reforma del Sineace que, como habíamos señalado en una nota previa, era indispensable para consolidar una política de aseguramiento de la calidad.

Este proyecto de Ley propone reorganizar el Sineace a través de la creación de un organismo técnico especializado denominado Consejo Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Conaced), el cual tendría a su cargo la regulación de los procesos de autoevaluación, evaluación externa, acreditación, supervisión, fiscalización y monitoreo de las  instituciones de educación superior (técnica y universitaria) y de educación básica, así como los procesos de certificación de competencias.

Este organismo ya no estará en manos de los tres miembros de su comité ad hoc (2 designados por el Minedu y uno por el Concytec), sino que estará integrado por seis miembros: el presidente a propuesta del Minedu, que además designa un representante, otro que representará al Mintra, un representante del CNE (raro que una instancia consultiva participe en este nivel), además de dos profesionales con experiencia en gestión en instituciones educativas. Los criterios de selección quedan para el reglamento de la Ley.

De otro lado, se mantienen las posibilidades de acreditación internacional previo registro de las mismas; en este sentido, optan por resolver el problema de competencias que había entre este organismo y el Mintra respecto de las certificaciones de competencias y se mantiene la función de acreditación para la educación básica, pero señalando que hay una corresponsabilidad entre Minedu y Conaced. En resumen, se trata de una norma general cuyos detalles conoceremos en el reglamento que debe salir 180 días después de promulgada la Ley.

El Conaced tendría como funciones proponer políticas acorde a sus fines y aprobar normas para la mejora de la calidad, además de establecer los modelos de acreditación y estándares para  la certificación de competencias; adicionalmente, tendría la labor de monitorear y evaluar periódicamente la calidad en el sistema educativo en el marco de sus competencias, generar estadísticas e informar sobre los avances y el estado de la acreditación y certificación, además de informar sobre estos temas, registrar, fiscalizar, supervisar y sancionar a las entidades que participan en los procesos,  entre otras funciones.

 

Superintendente marca la cancha, anuncia que están estudiando ampliación de plazo de licenciamiento, pero si alguna no cumple con las condiciones de calidad cerrará.

Martín Benavides, Superintendente de Sunedu ha señalado en una entrevista que en diciembre de este año habrá universidades que tendrán que cerrar porque no cumplen con las condiciones básicas de calidad, asimismo, sostuvo que se está trabajando en una normativa para que el proceso de licenciamiento pueda acabar en mayo de 2019.

Sobre Asup y el proyecto para la reforma de la Ley Universitaria sostuvo que la Sunedu es un órgano independiente conducido por profesionales que provienen del mundo académico y que están comprometidos con el desarrollo del sistema universitario. Minimizó las expresiones de la Asup señalando que tiene buena relación con los rectores con quienes ha “encontrado muchos elementos en común y les he invocado a trabajar juntos en la continuidad de esta reforma”. Por otro lado, sostuvo que en las acusaciones de corrupción y las propuestas contra Sunedu y la Ley Universitaria se puede percibir que: “desde el Congreso no hay interés en mejorar la universidad, sino se ve que quieren debilitar la reforma universitaria”, además que el debate no se produce desde el ámbito académico que es de donde deben venir las ideas para mejorar las normas.

Por otro lado, Sunedu ha aprobado el procedimiento que establece la ruta de autorización de las solicitudes de filiales de universidades presentadas durante el periodo sin ley de moratoria, es decir, entre el 24 de diciembre de 2017 (ley N° 29971) y el 25 de abril de 2018 (ley N° y 30759).

De esta manera, cuando se trate de universidades sin licencia, la evaluación de solicitudes de creación de nuevas filiales formará parte del proceso de licenciamiento, pero en caso de que estas tengan observaciones de legalidad en su creación se evaluarán siempre y cuando haya cesado la oferta de servicios de estas sedes. Para el caso de las universidades licenciadas, las solicitudes para la creación de filiales serán evaluadas siguiendo el procedimiento de modificación de licencia institucional.

 

La Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga se licencia.

Otro de los avances es el licenciamiento de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (UNSCH), la segunda universidad más antigua del Perú, y una de las doce universidades emblemáticas señaladas en la Ley Universitaria. Esta institución cuenta con 9 líneas y 5 institutos de investigación, creados entre el 2016 y 2017, esto le ha permitido impulsar 230 proyectos financiados con recursos ordinarios, así como ejecutar otros 14 proyectos de mayor envergadura financiados a través de fondos concursables.

La licencia otorgada por 6 años permitirá seguir ofreciendo 68 programas de estudios y fortalecer su presencia en los departamentos de Ayacucho y Cusco, en este último con la implementación de la filial de Pichari, en beneficio de sus de 12 mil estudiantes.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Deja un comentario