Miércoles 28 de marzo del 2018

Preparados a medias

Estudio resalta la importancia de los servicios de orientación y asesoría para mejorar confianza de los estudiantes en su futuro laboral.

En el 2014, Lumina Foundation, organización que promueve el acceso a estudios postsecundarios en EE.UU., presentó un estudio de la opinión de líderes empresariales sobre la educación superior. De los resultados de dicho sondeo, el que más impactó fue que solo el 11% estaba totalmente de acuerdo en que las instituciones educativas preparaban efectivamente a los estudiantes para unirse a la fuerza laboral.

Cuatro años después, se ha publicado otro estudio, esta vez sobre las opiniones de los propios estudiantes sobre qué tan preparados se sienten para ingresar al mercado laboral, así como cuáles de los servicios de asesoría y apoyo que ofrecen las instituciones son más efectivos en reforzar la confianza de los estudiantes sobre su próximo futuro laboral. Strata Education Network junto con Gallup, empresa especializada en encuestas, seleccionaron, de manera aleatoria, a 32,585 estudiantes matriculados de 43 colleges y universidades públicas y privadas sin fines de lucro, y aplicaron los instrumentos entre los meses de marzo y mayo de 2017.

Los resultados fueron divididos en tres secciones: preparación para el empleo; uso y utilidad de los servicios de orientación profesional; y, finalmente, uso y utilidad de las asesorías estudiantiles.

La investigación informó que más del 70% de los estudiantes encuestados señala que tiene confianza en que se graduará con los conocimientos y capacidades necesarios para ser exitoso tanto en el mercado laboral (empleabilidad) como en el lugar de trabajo (desempeño laboral); mientras que más del 80% considera que la especialidad que ha escogido estudiar le permitirá acceder a un buen trabajo. Este nivel de confianza en la preparación para el empleo varía al ser cruzado con variables como tipo de carrera, año de estudio, edad del estudiante o frecuencia de búsqueda de apoyo/consejo de profesores o administrativos de la especialidad.

El estudio reveló que si bien son los estudiantes de carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) los que consideran estar menos preparados que sus pares para salir al mercado de trabajo, son los que más confianza tienen en que su carrera los conducirá a un buen empleo. También, se halló que el porcentaje de estudiantes de cuarto año (último año) que se sienten preparados para el empleo es entre 4-6 puntos porcentuales menor que el obtenido por los estudiantes de primer año. Por último, otro de los hallazgos importantes fue que son los estudiantes que con frecuencia piden apoyo o asesoría sobre su futuro educativo a profesores o al personal de la facultad los que se sienten mejor preparados para el empleo que aquellos que no lo hacen (entre 14 y 20 puntos porcentuales más de confianza en el futuro laboral).

La segunda y tercera sección tuvieron el objetivo de comprobar cuán utilizados son los servicios de orientación profesional y las asesorías estudiantiles, respectivamente, y, a partir de ello, analizar su utilidad y su impacto en la preparación de los estudiantes para el futuro laboral. Preocupa que cerca del 40% de los encuestados haya admitido nunca haber visitado los servicios de orientación profesional disponibles en su centro de estudio; y cerca del 35% de los estudiantes de último año tampoco haya pasado por dichos servicios. Asimismo, se encontró que los servicios que más efectividad han demostrado tener como ayuda para aplicar a un trabajo para luego de la graduación (39%) o ayuda para aplicar a una escuela de posgrado (41%) son los menos utilizados por los estudiantes (18% y 12% respectivamente).

El estudio también identificó que los estudiantes hispanos o negros, los estudiantes de primera generación y los estudiantes mayores de 24 años son quienes evalúan mejor la calidad de los servicios de orientación y asesoría que sus pares con características más tradicionales (blancos, menores a 24 años y de familia educada).

Algunos de los resultados de esta publicación pueden compararse con los encontrados en un estudio publicado por el grupo McGraw Hill Education y reseñado por este boletín el año pasado (ver enlace). Una de las diferencias más fuertes es que el informe previo señalaba que solo el 43% de los estudiantes consideraba que la universidad los preparaba de manera correcta para su carrera profesional, siendo este porcentaje 30 puntos más bajo al obtenido en el nuevo estudio. Por otro lado, en ambas investigaciones, se resalta la importancia de las herramientas de preparación (orientación y asesorías) para mejorar la percepción de los estudiantes en cuanto a su preparación para el empleo.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Documentos:

Deja un comentario