Domingo 04 de noviembre del 2018

El (pre)docente olvidado: los jefes de práctica

Columna de opinión publicada en el diario “El Peruano” sobre la problemática de miles de jefes de práctica que se desempeñan en las universidades peruanas, cuyo trabajo está poco regulado, no tienen  reconocimiento ni posibilidades de crecer, capacitarse e incluso algunos no reciben un sueldo a pesar de ser parte de la docencia en la educación superior. El artículo está inspirado en una investigación del mismo autor.

Con la Ley Universitaria, la educación superior ingresó en un proceso de reforma en el que el fomento de la investigación y el sentar condiciones básicas de calidad se han convertido en el motor que mueve a las universidades. Sin embargo, ciertos puntos de esta ley aún merecen atención, puesto que se excluye de la carrera docente a los jefes de práctica, ya que ejercerían una función preliminar a la docencia.

De acuerdo con el Censo Nacional Universitario 2010 (INEI), la universidad peruana contaba con 3,809 jefes de práctica. No obstante, esta cifra debería ser mucho mayor si se tiene en cuenta que el Cenaun no contempla todas estas otras formas análogas de colaboración docente y que, en la última década, debido a la mayor demanda de estudios universitarios, se produjo una sobrecarga laboral entre los docentes, que dio paso a la contratación de más jefes de práctica. De esta manera, los catedráticos podían dedicar más horas a la investigación.

Hay que agregar que el desinterés y la baja regulación parecen imperar entre las universidades, pues no existen perfiles claros y delimitados de contratación que permitan evaluar el desempeño de los jefes de práctica y, no obstante que la ley estipula lo contrario, no todos los concursos de contratación son públicos; de serlos, la meritocracia aún no es el único eje de medición. Son pocos los jefes de práctica que han recibido preparación pedagógica, lo que puede tener un impacto directo en el aprendizaje de los alumnos. Por otro lado, muy pocas universidades especifican en su portal de transparencia el rango salarial de los jefes de práctica, pues no se les considera docentes. De la misma manera, la disparidad salarial de los jefes de práctica entre universidades privadas y públicas es alarmante y, en algunos casos, extremos: por decreto rectoral, no perciben remuneración, no tienen vinculación laboral ni económica. En otras palabras, trabajan gratis y están expuestos a despidos arbitrarios, recortes de horas sin aviso o pagos a destiempo.

Una solución a esta problemática es que la ley considere el proceso de acceso al ejercicio de la docencia y que incluya a este personal en la carrera docente. Esto con el propósito de tener mayor control sobre la formación pedagógica, teórica y de investigación de la siguiente academia del Perú.

Aún falta reflexionar en torno al papel del jefe de práctica; cuál es su labor frente al alumno y frente al docente, cuáles son sus beneficios en el proceso de aprendizaje, cómo debe ser preparado y evaluado. Urge proponer soluciones a las condiciones de precariedad laboral; denunciar los abusos e irregularidades. La calidad de la universidad peruana debe verse en todas sus dimensiones.

 

Autor: Alejandro Prieto Mendoza / Publicado en el diario “El Peruano”

Investigación: Pensando la siguiente academia. Breve estudio sobre los jefes de práctica en el Perú

Imagen: Web

 

Deja un comentario