Jueves 26 de abril del 2018

Oferta transnacional - Menor matrícula en Asia

Por sus 500 ediciones, University World News comenta los grandes cambios y desafíos de la educación superior en los últimos diez años.

Este mes, el semanario virtual University World News (UWN), fundado en 2007, celebró su edición 500 solicitando a sus corresponsales en todo el mundo comentar las transformaciones o desafíos más saltantes de su entorno, local o regional, en estos 10 años. Como el material es muy amplio, reseñaremos los temas en varias entregas. A continuación, presentamos dos de los temas que UWN recoge.

 

Tendencias transfronterizas: universidades de exportación

Una tendencia del último lustro es la expansión de la “movilidad internacional de programas y proveedores” (en inglés international programme and provider mobility – IPPM). La acepción corriente de internacionalización es el intercambio estudiantil y docente, pero la IPPM está cambiando esta idea, tanto así que ha merecido la elaboración de un marco de clasificación y pautas para la recopilación de datos por el British Council y el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). En la clasificación, distinguen por un lado actividades de movilidad independientes, que consisten principalmente en programas “franquicia”, filiales internacionales de una institución matriz y cursos de autoestudio a distancia; y, por otro lado, actividades de movilidad colaborativas, que incluyen programas conjuntos o de doble titulación, alianzas interinstitucionales y educación a distancia con socios académicos locales. Estiman que más de 130 países están involucrados en IPPM, y señalan que las modalidades colaborativas tienden a ser más frecuentes que las independientes.

Una de las principales barreras a la educación transnacional es la diferencia entre marcos legales nacionales. Para el caso peruano, Sunedu ha aclarado que la Ley Universitaria regula a todas las universidades que operan en territorio nacional, bajo cualquier modalidad, nacionales o extranjeras. Así, para cualquier proyecto de “movilidad independiente” como abrir una filial en el Perú, una universidad extranjera debería “contar previamente con la autorización o licencia institucional correspondiente”, teniendo que adaptarse a reglamentos y estándares locales, algunos de los cuales están fuera del estándar internacional.

Este desfase legal responde en parte al desarrollo incipiente de los sistemas de información sobre IPPM. Como señalan el British Council y el DAAD, se requiere recopilar información robusta que ayude a mejorar las políticas nacionales e internacionales, y a formular mecanismos de aseguramiento de la calidad adecuados para las referidas actividades educativas, entre otras tareas pendientes.

 

Asia Oriental y Sudeste Asiático: Impactos del envejecimiento de la población en la matrícula

Tras dos décadas de expansión de la educación superior, resultado del “bono demográfico”, la caída en la natalidad de la última década anuncia una reducción de la población en edad universitaria en muchos países del este y sudeste de Asia. Menos jóvenes implican menores matrículas y el entorno se torna más competitivo para las universidades. La disminución de la población joven se estima, entre el 2015 y 2050, de 46% en Taiwán, 38% en Tailandia, 31% en Corea del Sur y 21% en China.

Las primeras en sentir esta contracción son las universidades en provincias periféricas y zonas rurales. En Corea del Sur, varias universidades alejadas de la capital han tenido que cerrar debido a la falta de matrícula (y fondos) suficiente, y en Japón las universidades regionales están intentando hacerse más atractivas para retener a estudiantes y profesores locales. También, empiezan a verse afectadas las universidades privadas que, tras la masiva expansión en los años de apogeo, dependen ahora de una menor matrícula para mantenerse a flote.

Para contrarrestar estos problemas, países como Corea del Sur, China y Taiwán están aumentando el número de becas para estudiantes internacionales, pero la competencia es dura; Taiwán enfrenta una importante “fuga de cerebros” hacia las universidades de China continental. Otra opción es la fusión de instituciones. El Ministerio de Educación de Taiwán “estima que hasta una docena de las 51 universidades públicas del país y de 20 a 40 de las 101 universidades privadas se fusionarán o cerrarán para el 2023”. También, en Japón y en Corea del Sur se discute fusionar las operaciones administrativas de algunas universidades públicas para reducir costos y compartir recursos.

Al respecto, conviene recordar nuestras perspectivas. Los especialistas estiman que a partir del 2020 la población entre 15 y 29 años de edad empezará a decrecer, y para el 2050 su peso relativo se habrá reducido de casi 27% (en el 2015) a menos de 20% de la población total. Esto nos recuerda el reto de aprovechar el bono demográfico invirtiendo, en el corto plazo, en educación superior y en fomentar el empleo de calidad para los jóvenes; y, en el mediano plazo, prepararnos para el envejecimiento de la población y la reducción de la población en edad universitaria. Los resultados del Censo Nacional del año pasado nos permitirán tener un panorama más claro de las transformaciones que se avecinan.

 

Fuentes:

 

Documentos:

 

Deja un comentario