Miércoles 23 de setiembre del 2015

Nuevo hallazgo sobre la deuda universitaria en Estado Unidos

Inside Higher Ed comenta un reciente informe de Brookings (ver Documentos) sobre la crisis de la deuda universitaria en Estados Unidos.

En breve, el hallazgo es que la crisis, si existe, se concentra entre los estudiantes “no tradicionales”, alumnos mayores que ya no dependen de sus padres y proceden de familias pobres, que estudiaron en instituciones con fines de lucro y community colleges no selectivos. Durante la recesión hubo un gran crecimiento de la demanda en estas instituciones que explicó el incremento del endeudamiento y la consecuente crisis de pago debido a pobres expectativas laborales y bajas remuneraciones. En 2011, estos estudiantes “no tradicionales” representaron casi la mitad de los que recibieron préstamos federales, que egresaron y comenzaron a pagar su deuda; pero significaron 70% de quienes dejaron de pagar.

Por otro lado, a sus compañeros deudores “tradicionales”, hijos de familias con mayores recursos, gracias una mejor inserción en el mercado laboral, les fue mejor aunque el monto de sus deudas era mayor.

El trabajo sugiere que el mal desempeño en el mercado laboral y de pago de los préstamos se concentra en los sectores en que las instituciones no recibieron presión, ni de mecanismos de mercado ni de supervisión regulatoria, para hacerse responsables por el resultado de sus programas. Finalmente, existe una asociación el problema se presenta en magnitudes distintas entre las instituciones según nivel de selectividad: las instituciones for profit tienen los resultados peores (47% de default); los community college (38%); los públicos no selectivos y colleges privados de 4 años (27%); y, los college selectivos 10%.

Los autores, uno vinculado al Departamento del Tesoro y el otro a Stanford, trabajaron con series de varias décadas. Como el estudio permitió tener una ventana de información mayor a la usada habitualmente para reportar el desempeño del programa de créditos, ha permitido identificar que el problema está concentrado en la época de la recesión, y que resulta mejor considerar un periodo de seguimiento de 5 años en lugar del periodo actual de tres.

 

Fuente:

 

Documentos:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


 

Deja un comentario