Jueves 05 de octubre del 2017

¿La Sunedu en capilla?

Congreso, universidades y Ejecutivo enfrentan reglamento y discuten futuro de Sunedu.

En la semana el debate sobre política universitaria fue reavivado por el reglamento para el cese de docentes mayores de 70 años de las universidades públicas antes de finalizar el 2018.

Esto, sumado a las sugerencias del Ministro y al creciente interés de los congresistas de oposición por cambiar la composición de la Sunedu ha propiciado que tanto la ASUP, como la ANUPP y los mismos congresistas se pronuncien en diversos tonos contra Sunedu; la medida en particular y Sunedu en general (ver artículos 1, 2, 3 y comunicados a y b). En este contexto se han reavivado los proyectos de ley en el Congreso de la República para la reorganización de Sunedu y el Congresista Juan Sheput del Partido de Gobierno lo ha pedido.

Por su parte, Sunedu se ha reunido con rectores de las universidades públicas y ha puesto el reglamento en consideración del Consejo Directivo. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que hay otras opciones (ver nota previa): si se plantea correctamente la carrera docente se evitaría poner un límite a la edad; podrían también abordarse las causas del problema que mucho tienen que ver con las escuálidas jubilaciones; y revisar las complicaciones del trade-off de capacidades entre salida de profesores mayores y el ingreso de los más jóvenes.

Pero este no es el único asunto que requiere atención en el tema universitario, está también el vencimiento próximo de la  Ley de Moratoria, que fue consecuencia de la resolución del Tribunal Constitucional referida a la creación de filiales y nuevas universidades a nivel nacional. La moratoria no detiene el crecimiento de la demanda, pero dificulta su atención. Al respecto Andrés Velarde Rector de la UPN se ha pronunciado a favor de mantener la moratoria de universidades nuevas, permitiendo que las universidades licenciadas puedan abrir filiales. La otra opción, para desalentar la instalación de monopolios, es levantar la moratoria y que a través del licenciamiento sea la Sunedu quien asegure que toda nueva universidad cumpla las condiciones básicas de calidad. Y hay por otro lado, quienes plantean prorrogar la norma actual hasta terminar el proceso de licenciamiento de las universidades existentes. (ver nota previa).

Entre los temas que son relevantes y que no se están discutiendo está el referido a si la Sunedu debe o no dar licencia a cada programas académico (art. 15.1 de la Ley). Otro asunto es el de la educación virtual que debería ser promovida en lugar de restringida (art. 47).

Otro tema es la importancia de la investigación en las universidades; al respecto, un artículo señala que las universidades públicas deberían ser apoyadas por el Estado, las que además necesitarían contar con docentes que se dediquen a la investigación. Esta exigencia no sería obligatoria para el caso de las privadas. En el debate, sin embargo, figura también la idea de promover un sistema diversificado de educación superior con universidades de distinto perfil que atiendan la creciente y  variada demanda. Estos, entre otros asuntos, vienen siendo planteados desde fines del 2016 por las universidades y a partir de ellos el MINEDU viene elaborando una propuesta modificatoria de la Ley, cuyo contenido debería ser puesto a debate en la agenda pública.

Frente a las denuncias de que Sunedu transgrede la autonomía universitaria, una publicación reciente señala que  “La autonomía universitaria se define generalmente como la libertad para ejercer las funciones de una universidad, es decir, la investigación, la docencia, la difusión de conocimiento”. La autonomía implica entonces que las universidades puedan tener la libertad de gestionar tres aspectos: i) económico (cómo invertir el presupuesto), ii) académico (como plantear la enseñanza y difusión de conocimiento) y iii) de Gobierno (para elegir sus autoridades). Y la Sunedu no transgrede estos límites.

El clima sin embargo parece adverso a Sunedu. Por el momento y para hacer frente a las presiones, la decisión de suspender la aplicación de la Resolución N° 034-2017-SUNEDU/CD sobre la supervisión del retiro a los 70 años, hasta nuevo aviso, no frenará la ofensiva pero ayudará reducir la presión. Esperemos que sirva para airear el debate sobre la política universitaria que debería abarcar temas más relevantes y contemplar una visión de lo que el futuro exige de las universidades como sistema.

Otras novedades universitarias

Sunedu otorgó licenciamiento por seis años a la Universidad Nacional José María Arguedas creada en 2004. Con esta, ya suman 16 universidades, tanto públicas como privadas, que han obtenido el licenciamiento y sería la primera de la región de Apurímac en lograr el licenciamiento.

La ANUPP a través de la publicación de un comunicado ha establecido que es la institución que representa a las universidades públicas peruanas y es un interlocutor válido ante el Estado. Cabe precisar que actualmente, no existe ninguna  instancia, como lo era la ANR,  que represente de manera conjunta a las universidades públicas y privadas.

Finalmente, el Vicerrector Académico de la PUCP Efraín González de Olarte, brindó una entrevista  donde explica la necesidad de mantener el papel de la Sunedu, y seguir con la reforma universitaria para asegurar la calidad de la educación universitaria.

Fuentes:

Antecedentes:

Deja un comentario