Jueves 08 de setiembre del 2016

La revisión por pares: cómo hacer las cosas bien

Nueva investigación publicada concluye que falta entrenar a los académicos para realizar una buena revisión por pares.

La revisión por pares (herramienta muy útil en el mundo académico) consiste en la lectura y valoración crítica de artículos enviados por colegas expertos, con el fin de medir su calidad, factibilidad y rigurosidad científica. Sin embargo, no todos los que lo hacen cuentan con la preparación adecuada para ofrecer una retroalimentación que asegure la calidad de las publicaciones.

Una nueva investigación de Taylor & Francis Group, una de las principales editoriales de revistas especializadas a nivel mundial, examina las motivaciones de los investigadores para participar y dar opinión sobre un artículo. Además, muestra cómo son seleccionados, qué apoyo y orientación reciben en el proceso, y qué aspectos se debería tener en cuenta para asegurar una efectiva revisión por pares.

El análisis se basó en una encuesta a 7.438 investigadores que realizaron publicaciones en el 2013. Asimismo, se realizaron grupos focales a autores, revisores y editores de artículos en revistas académicas a principios del 2015. La muestra incluye profesionales de la ciencia, tecnología y medicina, y académicos de humanidades y ciencias sociales de distintos países como Estados Unidos, India, China, Italia, Reino Unido, Canadá, Alemania y Australia.

Entre los resultados más resaltantes se encuentra que 64% de los autores entrevistados señala que es necesario entrenar a los académicos que participan en la revisión por pares, para que puedan ofrecer una opinión fundamentada y comentarios pertinentes que permitan mejorar la calidad de los artículos. Para el 60% de editores es difícil encontrar revisores calificados.

También se identificó que la mayor parte de académicos que hacen la revisión por pares aprende en el trabajo, pues inician estos procesos como una progresión de su carrera académica. Sin embargo, a dos tercios de los investigadores que nunca han participado les gustaría hacerlo, y de ese grupo, más del 60% afirmó que elegirían la opción de asistir a un taller o entrenamiento formal. Por su parte, los editores de revistas expresaron que es difícil encontrar colaboradores calificados. En este sentido, existe la necesidad de poder ampliar el número de académicos que puedan trabajar en esta modalidad. Para lograrlo es muy importante que exista capacitación y pautas claras de cómo realizar una buena revisión por pares.

Por otro lado, la mayoría de investigadores que recibió su primera invitación para una revisión lo hizo a través del editor de una revista especializada y una de las razones que los incentiva a participar es recibir la suscripción gratuita a esta. Pero la principal motivación de los participantes tiene que ver con la posibilidad de realizar una contribución al campo y compartir los resultados con los colegas.

Un estudio previo también de Taylor & Francis, denominado “Motivations, training and support in peer review”, contiene información adicional sobre el propósito de la revisión por pares (expectativa frente a la realidad), el proceso y su mecánica, el lugar y la experiencia de la ética en la revisión por pares, y ofrece diferentes modelos de aplicación.

Fuentes:

Documentos:

 

Deja un comentario