Miércoles 31 de octubre del 2018

La agonía de las universidades surcoreanas

Polémicas medidas del gobierno de Corea del Sur para atenuar el impacto de la caída demográfica en el sistema universitario.

Más de cien universidades y colleges en Corea del Sur tendrán que reducir sus vacantes de ingreso para el próximo año. Así lo ha dispuesto el gobierno de dicho país en un intento de conducir los inevitables cambios que acarrea la caída demográfica que enfrentan. En algunos casos, se estiman reducciones de 35% de las vacantes.

Esta medida ha sido formulada tras haber evaluado las universidades y colleges con el fin de medir su viabilidad y competitividad, así como su situación financiera y plan de desarrollo. El gobierno estima una reducción de 10 mil vacantes para el próximo año y de 120 mil vacantes hasta el año 2023. Según el Ministerio de Educación, alrededor de 38 podrían ser clausuradas debido a este descenso demográfico.

Sin embargo, estas reducciones en las vacantes no han sido equitativas entre los distintos campos educativos: las mayores reducciones se han visto en las carreras de Humanidades y Ciencias Sociales, mientras que las vacantes de ingreso para las carreras de Ingeniería han llegado a ver, incluso, un aumento. Esto ha ocasionado protestas de parte de los estudiantes, quienes señalan no haber sido advertidos de estas reducciones. Por otro lado, las universidades han apelado tratando de modificar el número de vacantes que serán recortadas. El gobierno tendrá la última palabra.

 

Medidas de condicionamiento financiero

A pesar de la polémica que ha generado dicha medida, la mayoría de universidades y colleges surcoreanos no deberán enfrentar estas reducciones obligatorias ordenadas por el gobierno. No obstante, a muchas de ellas se les ha aconsejado reducir sus vacantes de ingreso al próximo año a cambio de apoyo financiero del gobierno. En otros casos, el apoyo financiero está sujeto a proyectos específicos que deberán realizar las universidades, tales como colaboración entre universidad e industria.

Asimismo, el gobierno ha establecido que ninguna universidad podrá aumentar sus cobros mensuales por encima del 1.8%, y para recibir apoyo financiero deberán congelar o reducir tales cuotas. Tal porcentaje está por debajo de la inflación anual. Este aspecto es particularmente relevante, dado que las universidades surcoreanas dependen en un alto grado del cobro de derechos académicos: en promedio, un 55% de los ingresos institucionales provienen de dicha fuente, aunque en algunas instituciones privadas este porcentaje aumenta hasta el 100%.

 

Las universidades regionales se llevan la peor parte

Un aspecto que ha preocupado a los medios locales en Corea del Sur es la distribución geográfica de las medidas adoptadas por el gobierno. Indican que alrededor del 70% de las universidades clasificadas como “deficientes” (y que, por tanto, deberán reducir sus tasas de matrícula) se encuentran ubicadas fuera de la capital y sus alrededores. Advierten que tales medidas tendrán un impacto negativo en las economías regionales y en sus comunidades.

 

Pensando el caso peruano

¿Qué nos espera a los peruanos, y cómo podemos prepararnos para ello? En una nota anterior, indicamos que los especialistas estiman un decrecimiento de la población entre 15 y 29 años de edad a partir del 2020, y señalan que para el 2050 su peso relativo se reducirá a menos de 20% de la población total. Revisando los datos del Censo de Población 2017, se ve que esta contracción demográfica de la población adolescente y joven ya ha empezado a manifestarse: se evidencia una reducción de 236 670 personas en este grupo de edades, lo cual representa un 2.65% de reducción. Esta evidencia nos pone en la necesidad de invertir cuanto antes en extender y mejorar la calidad de la educación superior y en fomentar el empleo adecuado para los jóvenes. El proceso de Licenciamiento que encabeza Sunedu ya viene dando importantes pasos en cuanto al primer punto. Por otro lado, debemos prepararnos en el mediano plazo para el envejecimiento inevitable de la población y la consiguiente reducción de la población tradicionalmente considerada en edad universitaria. Las tendencias globales de extender la educación “durante toda la vida” y la importancia de la internacionalización podrían atenuar el impacto de tal reducción poblacional. Ver la siguiente tabla y gráfico con los datos demográficos referidos (click para ampliar cada uno).

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Documentos:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


Deja un comentario