Martes 19 de marzo del 2019

Iniciamos 2019 con nueva ministra de Educación

Cambios en la Ley, universidades licenciadas, otras denegadas y cuestionamientos en el registro de investigadores.

Durante el tiempo que estuvimos en receso, se han producido importantes novedades en la escena de la educación superior, por un lado, se han dado avances en el licenciamiento, pues nuevas universidades han obtenido licencia para funcionar mientras otras han sido cerradas. Al respecto, un nuevo tema a tener en cuenta pronto es la disputa por los estudiantes que quedarán sin universidad. Por otro lado, el debate sobre los cambios en la Ley Universitaria ha continuado y se espera que el ejecutivo presente las reformas al Congreso. En medio de estos avances, la nueva ministra Flor Pablo asume las riendas del sector, una funcionaria que ya se había desempeñado en cargos como el de directora regional de Educación de Lima Metropolitana, directora nacional de Educación Primaria en el Minedu y secretaría ejecutiva y jefa del equipo técnico del Consejo Nacional de Educación. Aunque es claro que por su experiencia la ministra podría poner más atención a la educación básica, es muy probable que continúe con lo ya trazado por el Gobierno en cuanto a las políticas de educación superior.

En cuanto al avance de los temas pendientes, comenzamos refiriéndonos a las reformas en la Ley Universitaria. A finales de 2018, el presidente Vizcarra anunció que se harían reformas en la Ley Universitaria y que estas ayudarían a potenciarla y obtener mejores resultados (ver nota previa). Posteriormente, en una entrevista, el exministro de Educación Daniel Alfaro señaló que las propuestas de modificación que el ejecutivo presentará al Congreso estarán vinculadas al proceso de licenciamiento, régimen académico y otros temas todavía por definir y que se designaría a una comisión encargada de estos temas.

Al culminar el primer trimestre del presente año, el debate ha continuado y aparecen algunos temas sobre los que se deberían hacer modificaciones en la Ley, tales como la educación en línea, el ciclo de verano y promover que la educación responda más a la demanda laboral del país, incluso se sugiere que un representante de  los sectores que generan empleo integre el Consejo Directivo de Sunedu. En línea con esta propuesta, ya el año pasado se había señalado la posibilidad de la inclusión de las universidades privadas en el Directorio de Sunedu (ver nota previa). Está pendiente también la reorganización de Sineace, y el cuestionamiento a que los jefes de práctica deban tener título profesional, entre otros.

Algunos especialistas, como Lorena Masías, exsuperintendente de Sunedu, han señalado que  el enfoque de la norma debería ir más por proponer incentivos en lugar de ser punitivo, para promover así que las universidades puedan ofrecer una educación de calidad; además, hay aspectos académicos en  la Ley que merecen mayor precisión, como la educación virtual. Por otro lado, César Guadalupe, presidente del Consejo Nacional de Educación sostiene que hay varios aspectos que se deben revisar, empezando porque la Ley asume que hay un solo modelo de universidad, cuando en realidad la situación es más diversa, también señala que no se debería considerar a la educación a distancia de pregrado como de segunda clase y que a futuro va a ser un problema el licenciamiento de programas de estudio, tal como se establece en la norma. Sin embargo, sostiene que no hay que modificar la función principal de la Ley que es asegurar la calidad.

Hay otros sectores como la Asup que quieren modificaciones más sustanciales vinculadas a la recuperación de un rol más autónomo de las universidades frente al Estado y que han pedido un rol más protagónico en la formulación de estos cambios. También, los miembros de la Anupp se han reunido para discutir estos temas  y han presentado un informe donde manifiestan que respaldan el rol del Estado para asegurar la calidad académica de las universidades, pero todavía  resaltan temas pendientes como lo homologación de sueldos, la política de becas de apoyo para la universidad pública, etc. Sobre el tema de Becas Pronabec informó que actualmente 7 de cada 10 becas van a universidades públicas.

Cabe recalcar que no se sabe hasta el momento más sobre las modificaciones que desde el Ejecutivo se estarían preparando. Por lo pronto, esperamos se presente esta propuesta que, según se ha anunciado, se hará durante la primera legislatura de este año en el Congreso.

Mientras tanto, nuevas universidades han obtenido la licencia de Sunedu como la Universidad Autónoma de Chota, la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, la Universidad Autónoma de Tayacaja, la Universidad Católica de Trujillo, la Universidad Nacional del Centro y la Universidad Nacional del Santa.  Asimismo, han sido denegadas las licencias a la Universidad Marítima del Perú y a la Universidad Simón Bolívar. Según información de Sunedu, hay hasta el momento 66 universidades licenciadas (46.15%), 71 universidades en proceso de licenciamiento (49.65%) y 6 universidades han sido  denegadas (4.2%). Cabe también precisar que hasta ahora ninguna universidad pública ni asociativa ha sido cerrada, todas han sido societarias.

Con el cierre de universidades, también se ha empezado a especular sobre a dónde irán a parar los estudiantes de las universidades cerradas y, según se está analizando, los consorcios de universidades como Laureate Perú y la Corporación Vallejo, los cuales han crecido en los últimos años, tendrían en principio la capacidad de captar a esta masa de estudiantes. En tanto, la Universidad César Vallejo ha informado que su fundador y excandidato presidencial,  César Acuña Peralta, ya no formará parte de su directorio; esto podría ser parte de una estrategia para renovar la confianza y el posicionamiento de esta institución.

En el año 2018, también se discutió el tema de la eliminación de exoneraciones tributarias a universidades privadas y los posibles impactos que esto podría generar; por ejemplo, en el tema de las pensiones y otros aspectos (ver nota previa). Este es otro de los temas que podría generar interés este año.

En cuanto al cambio propuesto por Concytec para la evaluación de investigadores, y sobre el que publicamos también una nota, se ha difundido un comunicado por parte de los investigadores de la Universidad de San Marcos, quienes reclaman que las nuevas disposiciones no les están permitiendo dictar un solo curso y no se señala de manera clara cómo será la migración al Registro Nacional de Ciencia y Tecnología (Renacyt). Por su parte, el Concytec aseguró que los criterios de migración sí están definidos y establecidos en el reglamento.

También, habíamos comentado en unos de nuestros últimos artículos sobre Beca 18 que Pronabec lanzó una nueva convocatoria para sus becas, con nuevas precisiones para la selección de universidades y alumnos. Además, ha publicado durante estos meses una priorización de instituciones de educación superior para el concurso de Beca 18, la cual compartimos; sin embargo, hay ciertas dudas sobre la metodología, ya que este informe incluye a universidades nuevas con muy pocos egresados que aparecen como dentro de las primeras, y este y otros aspectos son detalles que Pronabec tendría que precisar.

Estos temas son los que están en debate al iniciar este año, el licenciamiento termina a mediados de año y, por lo pronto, seguiremos atentos desde esta ventana para ir observando y discutiendo sobre los aspectos más relevantes de la educación superior de nuestro país.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Documentos:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


 

Deja un comentario