Jueves 18 de octubre del 2018

Estudios para repensar la deserción

Revisando algunas investigaciones para indagar sobre los factores que explican la deserción en las universidades.

La deserción implica una pérdida del capital humano y financiero tanto para las familias, las universidades y los estados, y, como ya lo hemos señalado en una nota previa, representa uno de los principales problemas para garantizar el acceso igualitario y la permanencia en la educación superior. Según datos del Banco Mundial: “la mitad de la población de 25-29 años de edad que comenzaron la educación superior en algún momento no finalizaron sus estudios, sea porque aún están estudiando o porque desertaron”; adicionalmente, han estimado que cerca del 30% de estudiantes que empiezan un programa universitario abandonarán el sistema de educación superior y más del 30% lo harán al final del primer año.

Frente a esa situación, las universidades han realizado numerosos estudios que abordan distintas perspectivas para entender el problema de la deserción y, en la mayoría de casos, se han identificado causas comunes como problemas financieros, dudas vocacionales y problemas emocionales de los estudiantes y bajo rendimiento académico.

Un estudio publicado en España tuvo como objetivo identificar las variables que influyen en la permanencia del estudiante universitario e identificó que el rendimiento académico en la universidad es la variable más influyente en la permanencia del alumno y que los estudiantes que tienen el doble de probabilidades de permanecer en las universidades han tenido como principal motivo de elección de la carrera la vocación. Por otro lado, las variables como edad, género, área de conocimiento, rendimiento académico previo, adaptación social, adaptación académica y asistencia a clase no representan una relación significativa con el abandono.

Otro estudio realizado por Civitas Learning a 1500 universitarios identifica algunos aspectos más emocionales y psicológicos que influyen en la deserción como la falta de asesoría, la ansiedad, la carencia de habilidades de aprendizaje y la falta de concentración. Según una nota publicada sobre este estudio, casi el 70% de los encuestados manifestó la necesidad de contar con un asesor académico, 53% siente seguridad con el apoyo familiar, el 43% con el auxilio de amigos y el 37% prefiere la ayuda en línea.

En el Perú, también se publicó otro estudio donde se señala que el 27% de los estudiantes que acceden a una universidad privada abandonan su carrera en el primer año de estudios y que este porcentaje se incrementa si se considera, además, los alumnos que no terminan la carrera, llegando incluso a tasas de deserción del 48%. Además, se señala que el crecimiento de la oferta de educación superior de los últimos diez años es un factor adicional que explica el crecimiento de las tasas de abandono. Por otro lado, una investigación realizada en el 2014 mostraba que el principal factor de deserción en las universidades peruanas era el económico y que, por esta razón, el mayor abandono de los estudios se producía en las universidades privadas.

En la PUCP, a partir de un estudio realizado por la Dirección Asuntos Académicos sobre este tema, se encontró que el principal motivo para que un estudiante de pregrado abandone sus estudios en esta universidad es el económico, seguido por el académico. Es importante mencionar que el 83% de los encuestados afirma estar realizando estudios superiores en otra institución y un 13% los piensa retomar durante el siguiente año.

En la Universidad Mayor de San Marcos, se realizó también un estudio en el que se identificó que el 44% de los encuestados consideran que la principal causa de la deserción es el factor económico; 33% por falta de vocación profesional; y menores porcentajes fueron otras causas, por ejemplo, que la universidad no cubre las expectativas (15%) o el bajo promedio ponderado (8%).

Otra investigación realizada en una universidad privada en Iquitos identifica cuatro factores que explican las razones del abandono: i) el factor institucional; en este sentido, los estudiantes abandonan por problemas con el plan de estudios, la plana docente, y el tipo de servicios; ii) el factor personal, que incluye variables como características individuales, intereses personales, motivaciones y orientación vocacional; iii) el factor académico, que tiene que ver con el rendimiento académico; y iv) el factor ambiental, asociado a relaciones externas y de financiamiento.

Finalmente, es preciso señalar que cada universidad tiene un contexto particular y diverso, en este sentido, es importante y necesario que para cada caso se puedan realizar investigaciones para entender con mayor certeza los factores por los cuales sus alumnos abandonan los estudios para así implementar políticas y medidas que permitan reducir las tasas de abandono y lograr que más estudiantes puedan culminar sus estudios superiores.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Documentos:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


 

Deja un comentario