Miércoles 13 de mayo del 2015

Elementos para pensar la Universidad que queremos

Dos temas importantes para pensar la universidad que queremos: i) universidad e igualdad de oportunidades y ii) ¿cómo medir qué aporta la universidad?
Simon Marginson, profesor de la Universidad de Londres reflexiona sobre la promesa de la educación superior como instrumento para crear una sociedad más igualitaria. Señala que a fines de los años cuarenta (posguerra), se atribuyó a la universidad la misión de crear una sociedad más democrática facilitando igualdad de oportunidades y un mecanismo de selección meritocrático para reemplazar el liderazgo de la élite plutócrata de la preguerra. Lo que observa hoy sin embargo es que: i) la desigualdad social ha alcanzado niveles alarmantes y, si continúa la tendencia, podría alcanzar niveles preindustriales, tal como señala Thomas Piketty en su libro Capital in the Twenty-First Century; y ii) la Universidad participa y reproduce esa inequidad vía los costos e hiperselectividad de las mejores. No todo está perdido; pero es necesario revertir la tendencia a reducir el financiamiento público. Un sistema universitario igualitario debe facilitar la meritocracia con acceso gratuito o préstamos estudiantiles, a ser pagado según los ingresos luego del egreso; y lograr que el sistema ponga más énfasis en la calidad que en la selectividad
Y respecto al segundo tema, Brookings, el más prestigioso think tank global, acaba de presentar un ranking de universidades en base al valor agregado de los estudios universitarios. El valor añadido se obtiene restando del resultado económico real (alumni mid-career salary, federal student loan repayment rates, and occupational earnings potential) de los egresados el resultado esperado para estudiantes de sus mismas características (del alumno y de la institución). El ranking incluye no solo a las colleges de cuatro años, sino también a los community colleges. El resultado indica que no solo universidades top como Caltech otorgan gran valor añadido sino otras más pequeñas y mucho menos conocidas como el Carleton College de Minnesota.

Fuentes:

Documentos:

Enlaces: