Jueves 06 de junio del 2019

"Dios perdona el pecado, pero no el escándalo"

La universidad debería encontrarse en el pedestal moral, la realidad es distinta.

Las universidades configuran idiosincrasias extremadamente peculiares, microcosmos en los que las autoridades pueden crear dinámicas de endogamia, de acaparamiento de poder, de instrumentalización de los recursos institucionales. Esto se manifiesta en elementos como la tradicional “argolla” en la contratación de profesores, en los salarios exorbitantes de un buen número de rectores, las irregularidades en pagos por trabajos de construcción/compra de equipos, etc.  En el 2013, Daniel Mora, titular de la Comisión de Educación del Congreso, señaló que unas 15 universidades públicas, el 30% de las que existen en el país, enfrentan crisis severas por denuncias de corrupción contra sus autoridades y luchas de poder. Este año, Martín Benavides mantiene que durante los primeros años de licenciamiento la corrupción ha sido uno de los principales problemas a superar en las universidades públicas.

El funcionamiento de las instituciones de una sociedad es un reflejo de la forma en que funciona esa sociedad en general. En otras palabras, las universidades no son creadas en un vacío y van a responder a los valores imperantes. Sin embargo, gozan al mismo tiempo del prestigioso rol social de hacerle frente al status quo con ideas, evidencia y diálogo. La misión universitaria pasa por impactar positivamente a la comunidad en la que opera y en ese sentido, la criminalidad resulta su absoluto opuesto. Así, vale la pena preguntarse, ¿cómo así las instituciones de educación superior llegaron a ser caldo de cultivo de actividades ilegales?

En el 2015, El Comercio publicó una pequeña caracterización de 8 de las universidades nacionales con mayor presupuesto junto con los escándalos de corrupción que las aquejaban. Con una combinación de alrededor de 1.4 mil millones de soles en presupuesto público, los presuntos crímenes de estas universidades se concentran en las áreas de peculado, tráfico de influencias, irregularidades en becas, sobrevaloración de obras, robos sistemáticos y encubrimiento de plagios. La Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, por ejemplo, tenía en el momento un exdecano en la cárcel, dos catedráticos prófugos y un exvicerrector con comparecencia restringida. La Universidad Nacional de Piura era investigada por 8 denuncias distintas de presunta corrupción por parte del Ministerio Público, mientras que ahora se ha dispuesto abrir investigación preliminar por lavado de activos contra su rector, Cesar Reyes Peña.

Y no solo las nacionales: a través del denegamiento de la licencia de Telesup, Sunedu ha dado su mayor golpe hasta la fecha, y una de las razones citadas fue el registro de serios indicios de plagio no sancionados en proyectos de investigación; por otro lado, Semana Económica abundó en detalles sobre sus forados financieros. Asimismo, el propietario de la Universidad Privada Juan Mejía Baca se encuentra en prisión preventiva por presuntamente ser el cabecilla de la red criminal “Los Temerarios del Crimen” y se reportó que sus redes de tráfico de influencia operaban en parte desde su local universitario.

Un artículo sobre corrupción en sistemas educativos mexicanos tipifica cuatro distintas prácticas corruptas en el nivel administrativo central de las agencias educativas encontrando gran eco en la realidad peruana:

La corrupción es prevalente y se debe tener cuenta en el análisis de cualquier arreglo institucional que se quiera estudiar o introducir. El caso del manejo del canon minero es un ejemplo útil, pues, como explica  Manuel Burga, quien conoce las universidades peruanas hace 45 años, parte del dinero extra se gasta en pagos extraordinarios a empleados para asegurar el voto por autoridades específicas, es decir en la reproducción del poder. Al agrandar la escala de análisis, encontramos que el canon que les corresponde podría incluso ser malversado antes de llegar a la universidad como se sospechó en Arequipa, y/o mal gestionado en la misma universidad. Estos fondos técnicamente deberían financiar el impulso de la investigación en las universidades, lo que realmente impulsan es muy distinto.

Según Viet Thanh Nguyen, ganador Pulitzer, la corrupción en su versión más efectiva es un secreto a voces, un “club de chicos”, el cuarto lleno de humo de cigarrillo, o simplemente “la red”: una realidad incómoda que normalizamos al punto de no percibirla hasta que la exposición de crímenes de explícita ilegalidad nos obliga a confrontarla. En otras palabras, Dios perdona el pecado, pero no el escándalo. Existe esperanza, sin embargo, esperanza hacia la indignación que ha suscitado el destape de muchos de estos escándalos. Ya sea a través de la movilización de alumnos de la Unamba contra autoridades presuntamente corruptas o el desalojo del vicepresidente académico en la Universidad Nacional de Jaén por supuestos malos manejos, los estudiantes toman la batuta (y los baldes de pintura) en pos del mejoramiento de sus instituciones. Es tiempo de que la sociedad, y en especial, la Contraloría, se indigne con ellos.

 

Fuentes:

 

Documento:

 

Antecedentes:

 


Aviso: Los contenidos de este boletín sintetizan la información y los debates tomados de los medios de comunicación y las investigaciones que se citan al pie. Su contenido no refleja necesariamente la opinión del Vicerrectorado Académico de la PUCP.


 

Deja un comentario

1 comentarios

Leonardo adolfo prado cardenas| 12 junio, 2019,a las 4:45 am

Como Rector de la Unamba estoy brindando toda la colaboración a la Fiscalia Anticorrupcion sobre supuestos actos de corrupcion (construcion de pabellon de Sistemas..) donde el empresario abandona la obra. Resuelvo el contrato y por a administración directa estamos terminando su ejecuciónion. Detras de esta devnuncia y otras estan todas la ex autoridades y administrativos nombrados que trabajaron como funcionarios de la extinta Comision ex-ANR y. Que el general Mora lo sabe perfectamente. Es la lucha entre quienes quieren que fracase la ley 30220 y el licencenciamiento y quienes que estamos trabajando por el cumplimiento de las CBC y alcanzar el licenciamiento. Gracias