Jueves 21 de junio del 2018

Continúa el ataque contra la calidad universitaria

Grupo de rectores estarían cuestionando el licenciamiento de algunas universidades.

La Comisión de Educación busca teñir de sospechas todo lo actuado por Sunedu (ver notas previas 1 y 2). Esta semana, convocó a los rectores de un grupo de universidades (U. Lima, U. San Martín de Porres, U. Católica los Ángeles de Chimbote, U. Privada del Norte y UPC) y a representantes de Anup, Asup y Fipes a fin de indagar presuntas irregularidades en el licenciamiento, tema que ha sido recogido en un breve artículo periodístico. Sobre el punto, salvo Los Ángeles de Chimbote (Uladech), las demás instituciones están licenciadas, pero San Martín de Porres considera que debieron concederle 10 años de vigencia a su licencia y no menos, y a ello se sumó el pedido de casi todas las universidades para hacer modificaciones a la Ley Universitaria, y cambiar la composición del directorio de Sunedu. Solo Iván Rodriguez, rector de la Universidad Ricardo Palma y presidente de Asup, pidió nuevamente volver a la autorregulación; sin embargo, respecto de las irregularidades en el licenciamiento, declaró “no tener información sobre el tema”. El rector de la UNI y presidente de la Asociación de Universidades Públicas (Anup), en cambio, insistió en la necesidad de defender la Ley Universitaria y fortalecer Sunedu como organismo regulador.

No faltó en este escenario el excongresista e impulsador de la Ley Universitaria, Daniel Mora, quien advirtió a la Comisión que si bien “tiene todo el derecho a hacer la evaluación de la Sunedu … Lo que no se puede permitir es que los que se oponen a la reforma, como esa ASUP, defiendan a ‘universidades chichas’ como la Uladech”.

Continuando con su tarea, la Comisión investigadora de Sunedu, presidida por Javier Velásquez Quesquén, ha citado para este viernes a 13 funcionarios y exfuncionarios de Sunedu, de las oficinas de Asesoría Jurídica, Secretaría General, Grados y Títulos, Recursos Humanos, y Procedimientos Administrativos, para informarse de las contrataciones de personal, consultorías y contratos de publicidad, además de los referentes a supuestas irregularidades en el licenciamiento. Cabe, sin embargo, recordar que sobre estos mismos asuntos hay acciones en curso del organismo competente, la Contraloría General de la República.

 

Las universidades públicas y la ley de publicidad estatal

Luego de publicada la “Ley Mordaza”, la cual prohíbe al estado la difusión de publicidad en medios privados permitiendo solo el uso de redes sociales, se han generado muchas controversias. Se argumenta que esta Ley tiene como objetivo controlar el gasto público y el manejo político de la publicidad, mientras sus críticos señalan que vulnera la libertad de información, además de pretender establecer por Ley lo que debería hacer el Ejecutivo por administración en cada uno de sus pliegos. (ver a y b)

Esta Ley afectaría la necesaria comunicación entre el estado y los ciudadanos. Muchas campañas importantes como, por ejemplo, las de salud (vacunación, prevención del friaje), de prevención de desastres (simulacros nacionales de sismos y sunamis), educación (prevención del abuso infantil, estrategias curriculares), seguridad (publicación de delincuentes buscados, de maltratadores, y de personas perdidas), etc. Por esta razón, el ejecutivo anunció que presentará una acción de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra la norma.

¿Pero cómo afecta esta ley a las universidades públicas? En tanto que son entidades estatales, estarían también impedidas de hacer publicidad en medios privados y, por tanto, no pueden hacer campañas sobre su oferta educativa, becas, cronogramas de exámenes de admisión, programas de las academias de preparación, servicios que ofrecen, programas de responsabilidad social, etc.

 

Universidades  que se licencian y que sufren para cumplir con las condiciones mínimas

Entretanto, Sunedu ha licenciado a dos universidades más, se trata de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann de Tacna y  la Universidad Jaime Bauzate y Meza, institución especializada en periodismo que obtuvo licencia por 6 años.

La que tendría dificultades de licenciamiento parece ser la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión de Pasco que, según la Contraloría General de la República, habría sufrido un perjuicio económico por más de 200,000 soles, y cuyos alumnos señalan que “no tienen infraestructura (y) hacen clases en locales, discotecas” y están preocupados por las posibilidades de que pueda cerrarse. A esto, se sumó el paro de 48 horas, a principios de mes, de los trabajadores de esta casa de estudios, quienes pidieron que las autoridades atiendan su pliego de reclamos. En este contexto, el congresista Roy Ventura organizó un foro en apoyo a las autoridades de la universidad para discutir los avances de su licenciamiento.

 

Fuentes:

 

Antecedentes:

 

Deja un comentario