Noticia  |  Jueves, 15 de Junio del 2017

Panorama político occidental

Elecciones, negociaciones y primeras medidas para el sector educación e investigación.

El mundo y, en este caso, los países occidentales, sobre todo aquellos que han pasado por procesos electorales recientes (EE.UU., Reino Unido, Francia), se preparan para pensar e implementar políticas que subsanen los vacíos de los sistemas educativos, de investigación y laboral.

En general, la tendencia que va en aumento es que los puestos de trabajo se dividan entre unos que son bien retribuidos y que gozan de prestigio social, y otros, que son la mayoría, con salarios y aprecio social relativamente bajos; debido, entre otros factores , a la automatización. En el caso de los jóvenes, hay un malestar extendido, pues luego de un proceso formativo llevado con esfuerzo (económico y académico), les cuesta insertarse de manera exitosa en el mundo laboral. Se necesita, en ese sentido, reforzar los sectores educación e investigación.

El mes pasado en las elecciones presidenciales, Francia eligió a su nuevo mandatario (ver antecedente 1). Y este fin de semana, los resultados de la primera vuelta legislativa  dieron como ganador al partido La Republique en Marche, con lo cual el presidente Macron ha conssguido, hasta ahora, la mayoría de estaños en la Asamblea Nacional: entre 390 y 445 de 577(aproximadamente 32,32 %). Este 18 de junio se espera la segunda vuelta.

De este modo, el presidente francés ve su objetivo de posicionar a Francia como potencia en investigación científica (especialmente aquella que concierne al medioambiente) con mayor seguridad, meta que además está respaldada con la designación de Fréderique Vidal, exrectora de la Universidad de Niza y reconocida por su productiva carrera en investigación y desarrollo, como ministra de Educación Superior, Investigación e Innovación.

En ese mismo objetivo, el Gobierno francés acaba de lanzar una interesante y oportuna propuesta: Make Our Planet Great Again. Se trata de una herramienta para informar, permitir y facilitar la llegada a Francia de investigadores comprometidos con el desarrollo científico, y representa una oportunidad especialmente para investigadores estadounidenses, decepcionados con la reciente decisión del presidente Donald Trump de salir del Acuerdo de París. A esa medida se le suma el fuerte recorte (casi 10 billones de dólares) que Trump propone para el sector educativo y para la investigación (ver antecedente 2).

Pero esta inicitiva también resulta oportuna para investigadores del Reino Unido en el contexto pos Brexit (ver antecedente 1). A pesar de que el Brexit representa de alguna manera un peligro para el desarrollo de la investigación en el Reino Unido, debido a los programas que se desarrollan junto con la Unión Europea, el resultado de las últimas elecciones han dejado a una primera ministra un poco debilidata tras no obtener la mayoría que esperaba. En ese sentido, algunos investigadores como Paul Nightingale, director de la Unidad de Investigación sobre Políticas Científicas de la Universidad de Sussex en Brighton, ven estos resultados con la pequeña esperanza de que las negociaciones del Brexit se ablanden y que se queden en los programas de financiamiento de investigación científica de la Unión Europea.

Justamente, en una reunión en París entre Macron y la primera ministra británica Theresa May, el presidente galo le recordó a May que las puertas siempre están abiertas en la Unión Europea.

El inicio de las negociaciones del Brexit se han programado para el próximo 19 de junio. Aunque se comenta que tras los resultados de las elecciones, estas podrían retrasarse o cambiar de fecha, la primera ministra británica aseguró, en la reunión en París, que el calendario de negociaciones sigue en pie.

Fuentes:

Antecedentes:

academia | desarrollo | internacionalización | investigación | política

Dejar un comentario