Noticia  |  Viernes, 1 de Julio del 2016

Más avances de Sunedu y antecedentes al CADE Universitario 2016

Entrevista a Lorena Masías y reflexiones sobre educación técnica e innovación a días del CADE Universitario.

En el ámbito local, tanto la Sunedu como su directora, Lorena Masías, recibieron importante atención de los medios estos últimos días. La superintendenta escribió una columna para La República y también fue entrevistada por el diario El Peruano. En la primera enumeró los principales logros del ente supervisor desde su aparición y en la entrevista incluyó, además del recuento, algunas cifras nuevas como, por ejemplo, que más del 90% de universidades públicas y privadas ya adecuaron sus estatutos y que, en lo que va del año, su personal acumula más de 40 actividades, entre sesiones de orientación y presentaciones en instituciones de 22 regiones del país. A propósito de la labor de la Sunedu, se supo hoy que el MEF le transfirió una partida de más de 18 millones de soles, como financiamiento para cumplir su objetivo de asegurar el mínimo de condiciones básicas de calidad de la educación universitaria.

Por otro lado, Daniel Salas, profesor e investigador de Centrum Católica, explicó en Gestión la oportunidad que se tiene de revalorar la educación técnica con la ley recién aprobada, respaldando la idea de que la universidad no es el único camino para el éxito profesional y que “la formación técnica resulta una mejor inversión para el estudiante y la sociedad”. Sin embargo, resaltó también la necesidad de revalorar la cultura y la preparación en humanidades y artes, exigidas por la relevancia otorgada a la creatividad en las industrias de la sociedad del conocimiento.

A ese mismo contexto se refiere Felipe Supo Condori, docente de UNA-Puno, quien resaltó la necesidad de incorporar en el Perú políticas y prácticas que optimicen una evolución de la dualidad investigación-innovación, destacando a la universidad como el lugar natural para fomentar esos potenciales. Para Supo, el espíritu de la Ley Universitaria e iniciativas de Concytec están encaminados a ese objetivo, como, por ejemplo, el Directorio Nacional de Investigadores e Innovadores (DINA), con cerca de 6 mil investigadores inscritos, y el recientemente reconocido –por la organización “Ciudadanos al Día”– Repositorio Nacional Digital de Ciencia, Tecnología e Innovación de Acceso Abierto (ALICIA, acrónimo de Acceso Libre a Información Científica para la Innovación).

Y en estos momentos se está desarrollando la edición 2016 del CADE Universitario, que promueve una reflexión sobre las responsabilidades de los jóvenes en el desarrollo de las iniciativas públicas y privadas nacionales. En comunicaciones previas a la reunión, Azucena Gutiérrez, presidenta de la iniciativa, instó en una entrevista en La República a que los jóvenes busquen –y se les ofrezca también– oportunidades de participar en el Estado y no solamente con la posibilidad de un Ministerio de la Juventud, sino con “una participación más transversal”. Y Pablo de la Flor, expresidente de CADE Ejecutivos, observó la posibilidad de abordar, en la versión universitaria, el desafío de acercar y engranar la oferta educativa con la demanda laboral. Para ellos, recomendó destacar “experiencias exitosas que demuestren lo que se puede hacer a partir de la convergencia entre el sector público y privado”. Luego comentó que desde la responsabilidad social del sector privado hay un aporte que se debe considerar como parte de la reforma educativa.

Otra noticia de la semana viene del Ministerio de Educación, que hizo un balance del programa de becas y comunicó que 100.000 jóvenes de todo el país en estado de pobreza y pobreza extrema accedieron a becas en distintas modalidades, 50% de ellas en Beca 18.

Fuentes:

autonomía | becas | calidad | educación técnica | empleabilidad | gestión | innovación | investigación | Ley Universitaria | reforma

Dejar un comentario