Noticia  |  Miércoles, 12 de Abril del 2017

Más allá de los rankings

La importancia del compromiso de la universidad con la comunidad.

Los rankings internacionales no son la única manera de valorar a las universidades, ya que no se toma en cuenta aspectos importantes enfocados en la relación universidad-comunidad y la contribución que realizan en la sociedad, lo cual  representa  un factor que hace la diferencia, pero no se muestra como relevante en  los indicadores de los rankings.

En un artículo, Andrew Petter, rector de Simon Fraser University, explica que las clasificaciones de los rankings ofrecen una visión limitada, pues se tiende a medir atributos e indicadores que favorecen inevitablemente a unas cuantas grandes universidades, que son las que, por lo general, encabezan estas listas desde ya hace muchos años.

Según Petter, hay tres problemas principales que ocasionan que los rankings sean un mecanismo limitado para evaluar, mejorar o diferenciar una universidad. En primer lugar, porque se basan en un conjunto de indicadores que privilegian a las universidades más grandes, más ricas y más antiguas. Por ejemplo, cuando se mide productividad de la investigación se mide el número de publicaciones revisadas por pares, que es completamente legítimo, pero muy difícil de cambiar, o la presencia de premios Nobel en su comunidad académica, lo cual también es un punto que hace muy difícil la competencia.

En segundo lugar, hay muchos aspectos que están fuera del alcance de las universidades, ya que el rendimiento depende no solo de lo que se logra, sino también del desempeño de las otras universidades; esto significa que no se puede tener el control de todas las variables. Y en tercer lugar, el hecho de que cuanto más se avanza en la lista, la competencia es más dura y ardua, y subir representa casi una hazaña para cualquier universidad.

Teniendo en cuenta estos aspectos lo que argumenta Petter es que los rankings no son una medida objetiva relevante y tampoco son útiles para evaluar a las universidades en el mercado local. Para enfrentar esta realidad, lo importante es encontrar un único diferenciador sobre el cual las universidades pueden sobresalir. Este indicador se puede encontrar en las comunidades de interés, en las que la universidad ha formado conexiones, ha hecho contribuciones o ha demostrado experiencia única.

En este sentido, propone que es necesario generar que las universidades asuman un compromiso con las comunidades, pues de esta manera pueden contribuir y responder a los problemas de su entorno y dedicar sus recursos para atender a las necesidades sociales. Este espíritu de compromiso surge, en parte, de un deseo positivo de servir. Asimismo, afirma que el verdadero compromiso no es una relación unidireccional, sino que implica un proceso de compartir, a través del cual la universidad gana y también contribuye.

Estas conclusiones se relacionan con lo que se explica en una nota previa sobre el valor social de la universidad no solo al proporcionar oportunidades de educación y ampliar los conocimientos mediante la investigación y producción de profesionales, sino también a través de su compromiso con las comunidades.

Siguiendo esta línea, cabe destacar el concepto de flagship university o universidad emblemática (ver antecedente 1), cuyo propósito es justamente aportar soluciones para el desarrollo local. Este objetivo se evidencia, como señala Petter en su artículo, en un nexo más fuerte entre la universidad y su comunidad, pues prioriza el prestigio de la misión de servicio (local) sobre la misión de producción científica (internacional).

Finalmente, nuevos criterios que se relacionan con el entorno podrían influir a futuro en el posicionamiento de las universidades (ver antecedente 2). En este contexto, podrán sobresalir las universidades cuyos países tengan una demanda global de estudiantes extranjeros, posean una economía en crecimiento que invierta en investigación y desarrollo, y cuenten con un mercado grande (tasa de matrícula).

Fuentes:

Documento:

gestión | globalización | innovación | internacionalización | investigación | misión universitaria | política | rankings

Dejar un comentario