Noticia  |  Jueves, 7 de Diciembre del 2017

Lo mejor del 2017: Ciencias y humanidades

La entrevista a la reconocida filósofa Adela Cortina, con motivo del Aula Magna PUCP 2018, fue el culmen para un año en el que el tema del papel de las humanidades en la formación universitaria ha tenido un creciente interés en el mundo y en nuestro boletín. Cortina destaca porque vincula el quehacer de las humanidades y las ciencias, señalando que lo más importante no es tanto “aprender unos de otros, sino, por el contrario, aprender a trabajar codo a codo” para resolver desde una perspectiva multidisciplinaria los problemas del mundo. En la conferencia, Cortina apuntó a la utilidad de las humanidades en el mundo actual señalando que la innovación en el futuro será social o no será. Hay una creciente necesidad de resolver los problemas sociales y humanos, los mismos que a su vez pueden también generar negocios. No hay dos mundos, hay uno solo, señala la filósofa.

En medios peruanos, Millones y De La Puente ofrecieron reflexiones sobre el  papel de las humanidades en la formación universitaria. El primero contrasta su alta importancia con el bajo reconocimiento social; mientras que el segundo enfatiza en su creciente utilidad para entender el mundo y actuar en él.

Por otro lado, una mirada a los Estados Unidos muestra un inesperado crecimiento entre los estudiantes de minorías con bajos ingresos que eligen carreras técnicas afines a humanidades, a pesar de estar asociadas a menores remuneraciones comparadas con las de ciencias. Para los analistas esto es una oportunidad para las humanidades y, como señala Nussbaun, la formación de la ciudadanía global.

Por el lado de las ciencias, los especialistas apuntan al papel decisivo de los ingenieros en el futuro para la implementación de las aplicaciones tecnológicas que afectarán la vida de las personas tanto a nivel cotidiano, como a escala global, presentando nuevos desafíos éticos, ambientales y sociales de escala variable. Al respecto, los especialistas recomiendan que más que abundar en información, se debería incentivar análisis y creatividad, a partir de problemáticas reales, desarrollando capacidades de trabajo interdisciplinario.

Ver también las propuestas para iniciar las investigaciones desde el pregrado, o la presión sobre los estudiantes de posgrado por figurar con artículos en revistas especializadas en desmedro de p.e. su tesis.

Post Scriptum

Un lector acucioso nos hizo notar una omisión en este recuento. Fue una omisión del Boletín en la semana de realización del evento, y una omisión en el recuento anual. Gracias a que en los medios digitales la información está en flujo, nos es posible subsanar el hecho actual y declarar el propósito de que esto no se repita en el futuro.

Este año la PUCP albergó dos macro eventos académicos, como parte del programa de las celebraciones de los 100 años, uno de Ciencias Sociales y otro de Humanidades. El primero fue la edición 2017 del Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, organización que cumplió 50 años y que eligió nuestro país como sede por primera vez en su historia. Bajo el título de “Diálogo de saberes”, LASA 2017 organizó cerca de mil mesas y paneles de debate repartidos en 33 áreas temáticas y con la participación de más de 6500 personas de 57 países, en un evento que se extendió por tres días.

Originalmente reunía a los latinoamericanistas norteamericanos de ciencias sociales e historia; con el tiempo han aumentado los participantes de las humanidades y la membrecía incluye otros países de origen; realizar los congresos fuera de norteamérica y el próximo en Europa expresan la voluntad de ser una organización globalizada. La finalidad del Congreso es promover el debate interdisciplinario y enfatizar en la investigación académica que se hace sobre América Latina. Así, podemos encontrar temáticas como “Política de la educación y pedagogía”, “Estudios laborales e interrelación de clases”, “Cultura, poder y subjetividades políticas”, entre otros (cobertura de PuntoEdu 1, 2 y 3).

El segundo fue el Congreso “El conflicto de las facultades: Sobre la universidad y el sentido de las humanidades”, que toma pie en el argumento Kantiano sobre la centralidad de la libertad crítica de las Humanidades en la arquitectura universitaria, organizado por el Departamento de Humanidades y el Centro de Estudios Filosóficos de la PUCP, que alojó además 2 coloquios (uno sobre Filosofía POP: “Filosofía, cultura popular y las (pos)humanidades” y otro sobre Enseñanza de la Ética) y una Jornada sobre Teoría Crítica.  La discusión incluyó el debate de los escenarios que han hecho dudar del valor de las humanidades; la argumentación de su función frente a la tendencia de que una instrumentalización del saber desvíe la formación universitaria del ideal de formación integral; y el examen sobre la misión fundamental de la universidad y los retos contemporáneos.

Fueron cuatro días de actividades con la participación de 14 plenaristas y 96 ponentes, tanto nacionales como internacionales, distribuidos entre las 6 mesas plenarias y 21 paneles de ponencias del congreso; las 4 sesiones del coloquio sobre Filosofía POP y los 6 paneles en total de las Cuartas jornadas sobre Teoría Crítica y el coloquio sobre Enseñanza de la Ética. Entre los temas figuraron “la crisis de las humanidades”; “los cambios en el paradigma de la concepción de la universidad”; e “Integridad del saber y autonomía académica” en el Congreso; “Filosofía POP” y “virtualidad y filosofía” en el coloquio de Filosofía POP; “Alienación y aceleración” y “Desobediencia civil” en la Jornada de Teoría Crítica; y “Formación moral post-universitaria” en el coloquio sobre Ética (ver pdf). Parte del desarrollo fue grabado y los videos se pueden acceder.

Artículos relacionados:

aprendizaje | ciencias | docentes | enseñanza | humanidades | investigación

Dejar un comentario