Noticia  |  Jueves, 7 de Diciembre del 2017

Lo mejor del 2017: Posverdad y conflicto social

En un año de turbulencias y tendencias políticas extremas, los medios se han visto sacudidos por una palabra que encierra contradicciones y pone en duda los conocimientos formales y las mismas bases del método científico: la posverdad. Fue elegida palabra del año en el 2016, como comentamos en la nota La posverdad está de moda, que daba cuenta cómo la palabra designaba diferentes conflictos a nivel político, social, y por supuesto, en las aulas. Respecto de esto último, en Descolonización de la filosofía, comentamos la iniciativa en una Universidad de Londres de retirar a filósofos hombres, blancos y occidentales para ofrecer un programa descolonizado de Filosofías del Mundo.

La era de la posverdad ha sido portadora de al menos dos prácticas: la crítica y puesta en duda de la ciencia objetiva, y por otro lado, la censura ante cualquier tema “sensible” para un determinado grupo de personas.

Este debate aterrizó en la PUCP, a propósito de la aceptación de alojar un debate con  unos detractores del enfoque de género. Este suceso, y otros similares en diferentes universidades en el mundo, fueron reseñados en la nota ¿No todo es discutible en la universidad?, que destaca las opiniones de Stanley Fish, quien distingue entre libertad de expresión y libertad académica, y reflexiona sobre la corrección política y los “espacios seguros” en las universidades. Critica tanto a la derecha como a la izquierda, y señala que el fin de la universidad no es la libertad de expresión sino la académica; la libertad académica exige discutir cualquier argumento  de modo neutral y la sobreregulación sobre microagresiones lo impide; en cambio, en las salas de conferencia universitarias puede primar la libertad de expresión y es la responsabilidad institucional garantizar la posibilidad de este.

Al respecto, la nota A palabras necias, más palabras necias publicada en agosto, reflexiona sobre los problemas de los significados de los conceptos en la academia y fuera de esta. Cómo los conceptos académicos pueden significar algo, pero al mismo tiempo, según su uso, pueden no significar nada.

Estaremos atentos en 2018 a este debate y al referido al papel de la academia como foro de evaluación de ideas, pero también como defensa de la libertad académica y su responsabilidad.

Artículos relacionados:

academia | debate | enseñanza | globalización | investigación | misión universitaria | política | tendencias

Dejar un comentario