Noticia  |  Jueves, 19 de Octubre del 2017

La burocratización universitaria ¿por qué?

Una mirada desde Suecia.

El último 2 de octubre, el portal sueco Ekonomistas organizó en su web una discusión entre seis economistas sobre diferentes temáticas; entre ellas, la de administrativos en el sector público.

Daniel Waldenström, profesor de economía en el Research Institute of Industrial Economics en Estocolmo, reflexiona en torno al trabajo de Patrick Hall respecto a la evolución de la burocracia revisando la información de una base de datos sueca que clasificaba los empleos del sector público en categorías ocupacionales durante el periodo 2001-2013. El objetivo de Waldenström es identificar si la tendencia de aumento de burócratas en el sector público se repite en el sector de educación superior sueco.

Lo que encontró Waldenström fue impresionante: el número de personal administrativo en las universidades suecas se ha elevado siete veces más rápido que el número de personal académico desde el año 2000; es decir, mientras el último grupo aumentó en solo 14%, el primer grupo elevó su cifra en un 98%. En números reales, mientras el personal académico pasó de 27,281 en 2001 a 31,040 en 2013; el personal burocrático pasó de 13,915 a 27,580. Además, el profesor encontró que el incremento de personal administrativo de ese sector fue más del doble de lo que aumentó el sector de administración público sueco en general durante el mismo periodo de tiempo. Esto no es lo único que parece estar ocurriendo, los administrativos vinculados más directamente a las actividades académicas se habrían reducido en 87%, de 6,406 a 816. Lo que está ocurriendo es un reordenamiento administrativo cuyas consecuencias no están claras.

El portal University World News se contactó con el autor para preguntar por las posibles causas de este hecho. Waldenström adelantó que hay todavía que investigar el fenómeno, ya que lo que él tiene son todavía indicios, pero que creía que uno de los factores más importantes es la fuerte dependencia de los vicerrectores de sus propios sistemas administrativos y su frágil capacidad de presión para revertir este proceso. La complejidad de los procedimientos administrativos, el aumento de la competencia por fondos externo y por las carteras de inversión pueden también haber contribuido con el crecimiento administrativo. Habría que considerar una multiplicidad de factores más, agregó. De modo que por ahora tenemos más preguntas que respuestas.

¿Qué tan grandes son los costos administrativos de la universidad? ¿Cómo se asigna el costo administrativo a investigadores y sus actividades? ¿Cómo han evolucionado estos costos en el tiempo? ¡Hay espacio para varias tesis de maestría o maestría!

University World News agrega que los datos compilados por Waldenström difieren de los presentados por la Autoridad de Educación Superior sueca en sus estadísticas anuales, que no registran aumento significativo en el número y el porcentaje de personal administrativo durante el período 1986-2016. Tampoco, se tiene claro el desglose de costos por categoría.

En una nota previa, se comentó sobre el crecimiento de la burocracia en las universidades públicas. La justificación se encuentra en los supuestos de la corriente del new public managment. A diferencia de las instituciones privadas que se regulan por las reglas del mercado, las universidades públicas requieren de mecanismos regulatorios que las obliguen a crecientes esfuerzos de registro y documentación que permitan auditorías, evaluación y certificación. Es en este contexto que se explica la necesidad y la justificación de una administración pública grande y fuerte.

Sin duda, el incremento de personal administrativo no es un tema ajeno a la realidad peruana y forma parte del proceso de transformación de las universidades. Una de las consecuencias de la masificación y el cambio de escalas es la redefinición y profesionalización de las actividades administrativas para asegurar la eficiencia del sistema en formación, investigación y responsabilidad social.

Fuentes:

Antecedentes:

administrativos | autonomía | corporativización de la universidad | costos | debate

Dejar un comentario