Noticia  |  Viernes, 30 de Junio del 2017

Dime qué estudiaste y te diré cuánto ganas

Reporte británico sobre ingresos de sus graduados genera debate.

Un estudio publicado el 13 de junio por el Gobierno de Gran Bretaña ha revelado información acerca de los ingresos de los graduados. Lo interesante, señalan algunos medios, como The Guardian, es que este informe desagrega la información acerca de los niveles de ingreso de los graduados de tres cohortes (2008, 2010 y 2012) en tres variables: sexo, institución de estudio y rama académica de su especialidad.

Para The Guardian, uno de los datos más resaltantes del estudio se refiere a la brecha de ingresos entre hombres y mujeres. Los datos muestran que, a un año de haberse graduado, las mujeres perciben menores ingresos que sus pares hombres, aun si se graduaron en la misma materia el mismo año. Este hecho es transversal a las carreras, incluso en aquellas donde la proporción de mujeres sobrepasa a la de los hombres. Por ejemplo, en el caso de enfermería, los hombres perciben un ingreso de casi 2 000 libras esterlinas más a un año de graduados.

A pesar de que esta es una tendencia que cruza la mayoría de instituciones educativas y ramas académicas, existen algunas excepciones: a cinco años de graduadas, las mujeres que estudiaron derecho en universidades como Oxford o Essex ganan más que sus  compañeros de estudios. Asimismo, la carrera de inglés o lengua inglesa es la única excepción a la regla en todas las cohortes analizadas.

La data de retornos educativos construida por el Gobierno británico, si bien es un gran esfuerzo por condensar información acerca de los retornos económicos de sus nuevos ingresantes al mercado laboral, ha recibido múltiples críticas por no considerar ciertas variables al momento de elaborar y recopilar la información.

La directora ejecutiva de la asociación de universidades MillionPlus, Pam Tatlow, advierte que esta data es potencialmente engañosa, pues olvida incluir a los graduados que trabajan para sí mismos. Otras de las variables que escapan a este análisis son la etnicidad y el nivel de carencia de los graduados. Asimismo, ha faltado ajustar las cifras de sueldos de los graduados por región o ciudad. Esta última variable, señala el artículo de The Guardian, hubiera ubicado a las universidades cuyos egresados trabajan en Londres o sus alrededores por encima de las otras instituciones de Gran Bretaña.

Un ejemplo de los resultados perversos que pueden generar estas tablas de ingresos, señala el autor del artículo, es ubicar a los graduados de la prestigiosa Royal Academy of Music casi al final en la categoría de arte y diseño, con sueldos de 13 000 libras esterlinas al año. La data gubernamental también demuestra que, en efecto, la carrera de arte y diseño está entre las que cuenta con menores retornos. Sin embargo, esta información, señalan sus críticos, no recogió algunos datos importantes. Por ejemplo, no considera el hecho de que un alto porcentaje de graduados de estas carreras son sus propios empleadores (este es el mismo problema que arrastra el portal Ponte en Carrera, como ya lo hemos comentado previamente).

Aunque toda esta información pueda ser útil para los jóvenes británicos que buscan decidir qué estudiar, comparar las carreras por los ingresos que pueden generar es mirar el asunto desde un solo ángulo. Como bien lo menciona Nicolas Dandridge, director ejecutivo del grupo lobista Universities UK, los salarios no son la única medida del éxito de la educación superior, ya que muchos estudiantes buscan carreras gratificantes, más allá de los sueldos que puedan percibir.

En una nota publicada previamente en Novedades Académicas, se comentó un estudio con similares fines que fue publicado el año pasado por el Instituto de Estudios Fiscales en conjunto con las universidades de Harvard y Oxford. La única diferencia con el estudio que el Gobierno británico acaba de presentar es que en esta otra publicación se incluyó una variable de antecedentes familiares. Las conclusiones, no obstante, fueron las mismas con respecto a las tres variables que ambos estudios comparten: los hombres ganan más que sus pares mujeres en casi todas las áreas de estudio; los graduados de carreras artísticas se encuentran al final de la escala remunerativa; y son los egresados de las universidades más prestigiosas (LSE, Oxford o Cambridge) quienes perciben los más altos ingresos.

La información adicional que provee este estudio es que los antecedes familiares explican mejor la diferencia de ingresos entre los graduados británicos que las otras tres variables mencionadas. Se señala que no solo importa el nivel de ingreso de los padres, lo cual condiciona la universidad en la que se va a estudiar, sino que también influyen las redes de contactos que la familia pueda proporcionar.

Fuentes:

Antecedentes:

datos | debate | egresados | género | retorno

Dejar un comentario