Noticia  |  Viernes, 10 de Noviembre del 2017

Del presupuesto su política de educación superior

Qué nos depara el presupuesto público 2018.

En noviembre, se cierra en el Perú el presupuesto público del año siguiente. El Ministro de Educación sustentó en 2018 que se destinará a las universidades el 15% del presupuesto del sector. El Presupuesto Institucional de apertura (PIA) para las universidades será S/500 millones (500m) mayor que en 2017, y Minedu asignará 120 millones adicionales. Con estos recursos, se aumentarán los salarios de los docentes (125m), continuarán las bonificaciones de investigadores (10m); para plazas adicionales (80m) y para contratar docentes de las nuevas universidades (18m); con Concytec se invertirá cerca de 2.4m en investigación. Además, se dispondrá de fondos concursables y firmarán convenios para la mejora de la gestión con 25 universidades públicas de las 48 (por hasta 120m). También, se dará curso a un programa de 5 años con el BID de US$ 200 millones (US150m crédito) para la mejora de infraestructura y equipamiento en 8 universidades. Todas éstas son muy buenas noticias.

Pero, veamos la evolución desde el 2005 en adelante, con información del MEF. EL PIA ha venido creciendo y casi se triplicó en términos nominales (265%) al 2018, dando un salto considerable del 2017 al 2018, después de 5 años sin crecer. Si atendemos a lo gastado (devengado), las universidades ejecutaron, en términos generales, el PIA. Sin embargo, respecto de la evolución del Presupuesto Institucional Modificado (PIM), que incluye las modificaciones presupuestales por créditos adicionales, transferencias, cambios de partidas, etc.,  se puede observar una brecha creciente (ver siguiente gráfico).  Este mal desempeño de la ejecución presupuestal de las universidades se debe a la falta de alineación entre los programas presupuestales y la planificación de las 48 universidades públicas. La distorsión era del 10% en el 2005 cuando el presupuesto prácticamente solo alcanzaba para el gasto corriente, pero conforme hay más recursos disponibles la distorsión aumenta y llega a 30% en 2013, para ir cerrándose lentamente luego. Aunque las perspectivas no son muy buenas para 2017, es deseable que los convenios entre Minedu y las universidades permitan corregir estas distorsiones de modo, que puedan gastar más y mejor.

El grupo de las 12

Por otra parte, de acuerdo con la Ley Universitaria (2014, 4ta disposición final), 12 universidades nacionales debían elaborar y aprobar, en un plazo no mayor a 180 días, un Programa de Institucional para la mejora de la Calidad de la formación “que podrá ser utilizado como referente para la asignación de los recursos presupuestales que requieran en los siguientes ejercicios fiscales”. Un primer indicador de éxito de mejora sería el licenciamiento. Desgraciadamente, de estas 12 universidades, solo la “Universidad Nacional Agraria La Molina” cuenta con licenciamiento a la fecha, además de otras tres que no se encuentran en la lista premium: la “Universidad Nacional Autónoma de Huanta” (que funcionará recién en 2018), la “Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza”, y la “Universidad Nacional José María Arguedas”.

Es común sostener que el presupuesto traduce las intenciones de la política. El PIA 2018 de las 12 suma S/. 2,229 millones, pero siendo solo el 25% de las universidades suman el 55% del presupuesto total, sin que el aumento del último año les quite predominio. En el mediano plazo, San Marcos se distancia del grupo. Pero entre 2017 y 2018, no todas se benefician por igual del incremento, las ganadoras (entre 32% y 21% adicional) son la UNSACH, la de Trujillo y la San Antonio Abad de Cusco. Luego, siguen San Agustín de Arequipa, y la de la Amazonía de Iquitos (ligeramente por debajo del incremento nacional de 14%). La Molina, la única licenciada del grupo solo aumenta su presupuesto en 3%, lo mismo que la UNI que debe licenciarse pronto. ¿Cuál es el mensaje?

¿El baile de las que sobran?

Descontadas las 12 “grandes”, quedan 36 universidades nacionales ¿Cuáles son las intenciones del presupuesto? Sorprendentemente en 9 casos aumenta más del 50%. Un caso es la U.N. de Huanta que acaba de ser licenciada y debe empezar a funcionar; las otras son la UN La Frontera en Sullana (700 alumnos), la Intercultural de la Amazonia (1,500 alumnos) en Pucallpa, Del Santa (3,600 alumnos),  y De Moquegua (1,323 alumnos); a ellas se suman Huancavelica, Quillabamba, Juan Santos Atahualpa, y Alto Amazonas sin datos públicos de matrícula en la web. Las últimas tres son nuevas y al parecer se echarán a andar.  Hay además tres grandes en número de alumnos, aunque sin datos públicos de matrícula en la web (Villarreal, Ruiz Gallo y San Luis Gonzaga; Villarreal tenía 24,135 alumnos en 2015, según SUNEDU) que han quedado sin mayor incremento presupuestal. De las 24 restantes no sabemos, ni sospechamos, cuáles son las intenciones. Buena idea sería transparentar la política al respecto.

¿Y el resto de la educación superior (y vocacional)?

PPK prometió una escuela superior tecnológica y otra pedagógica de excelencia por región. Para las tecnológicas sabemos que hay recursos, pero que se requiere de voluntad política para lograrlo. Recordemos, además, que hay que incorporar a la dinámica mejora de la calidad de la educación superior, dentro de la nueva ley, a 114 ISP y 370 IST, y, además, de darle un nuevo rol a los 807 CETPRO que están en el limbo entre secundaria inconclusa y formación tecnológica. Estas casi 1,300 instituciones forman a más de 270 mil estudiantes.

Resumen

Pensar en cambios a la ley universitaria que permitan la docencia de profesores con más de 70 años no parece ser el problema principal de la educación superior. El licenciamiento y la acreditación son parte del asunto vinculado la calidad, pero una vez más, la demanda de formación de los jóvenes, de investigación de la academia, de servicios técnicos de las empresas, siguen desatendidas. Y ningún recurso será suficiente si no hay una brújula, un horizonte, una política explícita que nos diga a dónde vamos.

Fuentes:

Documentos:

calidad | financiamiento | Ley Universitaria | política | presupuesto

Dejar un comentario

Comentarios anteriores (1)