Noticia  |  Jueves, 15 de Junio del 2017

Citas en estudios: pistas para futuros avances científicos

Con información del Web of Science se pueden perfilar avances científicos más trascendentes. Por otro lado, una organización busca encaminar profesionales hacia problemáticas globales más urgentes (y descuidadas).

Para dar una mirada a los temas que más destacan en el mundo científico contemporáneo, se puede creer que la mejor alternativa sería preguntar a los mismos investigadores o, en su defecto, optar por observar lo que aparece en los medios. Sin embargo, según un reportaje de Times Higher Education (THE), se caería en dos problemas: en el primer caso, la exposición podría resultar demasiado complicada para un lector no especialista, y en el segundo, los medios suelen centrar su atención en uno o dos temas y pierden la mirada panorámica.

Es así que un equipo del THE se planteó recurrir al volumen de citas en las investigaciones para explorar qué avances y qué campos de la ciencia están a la vanguardia. Como fuente utilizaron la Web of Science (WoS), servicio en línea de información científica -hasta hace poco propiedad de Thomson Reuters y ahora de Clarivate Analytics-, que incluye una base de datos que recoge las contribuciones (índice de citación) de las revistas de ciencia y tecnología indexadas, que datan desde el año 1900.

Los criterios para ponderar el análisis fueron dos: estar en el top 1 % de acumulación de citas en su campo y considerar solamente los dos últimos años. Según la información recogida, se logró agrupar en cuatro áreas científicas y se incluyó una más, reservada a los avances más mediáticos relacionados, por ejemplo, al bosón de Higgs o a la sonda espacial Rosetta.

Los avances en biología y medicina conforman el primer campo, con importantes novedades en la lucha contra epidemias como el Zika, para la que se estaría entrando en una etapa intermedia en la prueba de una vacuna (resultados publicados en Nature y Science). Estudios sobre el Ébola también están entre los más frecuentes, con resultados que demuestran nuevos efectos residuales de la enfermedad. Por otro lado, la profunda exploración de tejidos tumorales en cáncer de pulmón deja una puerta de esperanza para el desarrollo de nuevos tratamientos para esta enfermedad.

La preocupación por la energía renovable define un segundo campo, con la deseada transición hacia fuentes de energía con mínima contaminación. Son importantes los avances en las baterías de flujo, que traen ventajas de escalabilidad y tiempo de vida comparada con las actuales de ion de litio; sin embargo, la densidad de energía es un pendiente significativo, que impide siquiera considerarlas para el uso en autos. Y si se habla de vehículos, destaca la alternativa del hidrógeno como fuente más potente y flexible, con el gran inconveniente que a estas alturas se obtiene del gas natural con la contaminación que conlleva. En esa problemática, los avances se centran en la separación del agua como procedimiento químico para obtener hidrógeno verde, con la utilización de electrocatalizadores de nanopartículas. La creación de nuevas propuestas para recortar el gasto de energía en iluminación (evolución del LED) cierra este campo.

Respecto de lo que se vende en los medios, la exploración del espacio acapara la atención. Al respecto, se puede mencionar la abundancia de estudios a partir de la información que logró enviar Rosetta en sus 12 años de exploración. Investigaciones de ondas gravitatorias son igual de trascendentes, como su vinculación funcional con los agujeros negros, exploraciones que dan pasos hacia nuevas interpretaciones sobre el Universo. También destacan todos los estudios inspirados en el bosón de Higgs, que ofrecen nuevas luces sobre otras áreas de la física poco exploradas, como la materia negra e incluso su interacción con otras partículas.

El medioambiente y la ecología tienen también protagonismo con exploraciones en la genética de las plantas, específicamente en su sistema inmune,  con la finalidad de hacerlas más resistentes a infecciones y hongos. Genética dirigida es otra tecnología, aunque aún poco desarrollada, que muestra un potencial a considerar: por ejemplo, se está dando los primeros pasos con la propuesta de modificar la genética del mosquito que contagia la malaria para hacerlo inmune a este virus y evitar su propagación.

Por último, la investigación en materiales bidimensionales lleva la bandera en el campo de la electrónica, que desde la novedad que resultó el grafeno hace más de 10 años, ha derivado en la búsqueda de más alternativas al ofrecer plataformas con propiedades ópticas y electrónicas que llevarían a un paso adelante (menor volumen, flexibilidad y mayor eficiencia) la producción de paneles solares, celdas de combustible y, en general, dispositivos con circuitos en material sólido. Otra alternativa que promete a futuro es la llamada Espintrónica, que a través de propiedades magnéticas de ciertos materiales  trasmite la información en ondas en lugar de la actual representación binaria de ceros y unos,  que podría tener un impacto radical en los dispositivos de almacenamiento masivo y en la computación cuántica.

Estos avances reseñados se pueden complementar, por otro lado, con lo que propone el portal 80000 Hours, iniciativa que busca encaminar a jóvenes profesionales en su elección de carrera profesional con estudios y propuestas que les permiten tener un panorama de lo que realmente necesita el mundo. Su principal herramienta es un sistema que les permite clasificar los problemas según su urgencia para el planeta, sobre una metodología que considera básicamente tres factores cuantitativos: escala o magnitud del problema, nivel de descuido y las posibilidades de que se pueda resolver.

El estudio menciona que son necesarios más investigadores de calidad, que  podrían involucrarse en iniciativas como la de 80000 Hours para dilucidar con mayor precisión qué campos necesitan con premura más profesionales. Sin embargo, esa cuestión no encabeza la clasificación. Inesperadamente la inteligencia artificial está a tope, pero desde la perspectiva de sus riesgos y control. La herramienta considera que si bien los avances en IA y en machine learning son cada vez más importantes, se está descuidando en niveles alarmantes los estudios respecto del control de aplicación, de modo que no vaya en contra del bienestar de la humanidad. Bioseguridad es otro campo recomendado para los futuros profesionales, ya que parecen estar relegadas en importancia las consecuencias que podrían traer conflictos con armas biológicas, que podrían desencadenar en epidemias que maten millones. Mucho se invierte en el desarrollo y poco en el daño colateral.

La salud mundial, el cambio climático y la promoción efectiva del altruismo (optimización en la gestión de recursos propios para la ayuda a sectores necesitados) son otros caminos que propone la herramienta a considerar.

Fuentes:

Documento:

Enlaces:

ciencias | desarrollo | innovación | investigación | prospectiva | tecnología | tendencias

Dejar un comentario